La unidad es imprescindible e impostergable

El tema centra los debates del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo, que sesiona hasta este martes

Autores:

Yailé Balloqui Bonzón
Marina Menéndez Quintero

La necesidad de la unidad de la izquierda latinoamericana y caribeña, y de trazar programas políticos con elementos comunes, acaparó los primeros debates del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo, reunido en La Habana hasta este martes para afinar los detalles con vista al XIX Encuentro del conglomerado, que tendrá lugar en Brasil, del 31 de julio al 4 de agosto próximos, y para el cual emanará de aquí su Documento Base.

La reflexión conjunta fue propuesta por el Partido Comunista de Cuba (PCC) mediante el texto Necesidad de la unidad de la izquierda en América Latina y el Caribe, leído ante el plenario por José Ramón Balaguer, miembro del Secretariado de su Comité Central y jefe de su departamento de Relaciones Internacionales.

En el documento se considera que la unidad de la izquierda es la garantía para que se consolide la plena integración de la región y, esta, condición para mantener la independencia, y se asevera más adelante que «dicha unidad debe partir de la definición de un programa político que, aunque reconozca las diferencias, contemple y tenga como base primordial, objetivos comunes a todos».

Este último derrotero fue calificado por el brasileño Ricardo Abreu como «la gran novedad», en tanto el MAS de Bolivia apuntaba que «debemos construir la agenda de la Patria Grande».

La unidad es un proceso que se construye, señaló por su parte la delegada del FMLN de El Salvador, Nidia Díaz, quien remarcó también la necesidad de una correcta articulación de los programas políticos de los partidos de izquierda con sus propuestas electorales, asunto que también fue expuesto por otros oradores.

A 23 años del nacimiento del Foro de Sao Paulo en medio del derrumbe del llamado socialismo real en Europa del Este y cuando la búsqueda de alternativas al modelo neoliberal en boga era el sello con el que veía la luz este conglomerado,  el debate ahora muestra los cambios en la correlación de fuerzas originados en la región y, por tanto, en los retos del Foro. Hoy, no pocos de los partidos que lo integran están al frente de los Gobiernos en sus naciones, lo que hace doblemente importante el análisis, sobre todo cuando, como afirma el documento del PCC, sin la unidad más amplia existe el peligro de que estos no tengan continuidad, y de que regrese la derecha con el modelo neoliberal.

Llegar al poder no debe ser un fin, sino un instrumento para los cambios que se necesitan, alerta.

En una breve mirada histórica, el texto recuerda que el líder bolivariano Hugo Chávez inauguró una nueva época de transformaciones, avances sociales, rescate de la soberanía y la dignidad de nuestros pueblos, y ratifica el firme compromiso con la Revolución Bolivariana y el presidente Nicolás Maduro.

El material también anota que la integración regional no estará completa sin la urgente e inevitable independencia de Puerto Rico, la devolución de las islas Malvinas a Argentina, y la solución del resto de las situaciones coloniales que persisten en nuestro entorno.

En declaraciones a JR, Julio Muriente, copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico, consideró que casi desde la fundación del Foro «la bandera y la lucha de Puerto Rico, ha estado presente».

La reunión fue inaugurada por el miembro del Buró Político del Partido y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien agradeció la inmediata acogida que dieron los participantes a la propuesta de esta cita aquí, así como el respaldo a la idea de debatir en profundidad los problemas más acuciantes que afectan a las fuerzas políticas de la región.

La necesidad de la unidad de la izquierda, señaló en otro momento, es imprescindible e impostergable.

Denuncia a la derecha fascista venezolana

Rodrigo Cabezas, miembro de la Dirección Nacional del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela), fue uno de los primeros oradores para denunciar «ante el Foro y el mundo» a la ultraderecha fascista de su país que generó violencia y muerte.

Requerimos en estos momentos de la solidaridad de la izquierda latinoamericana, dijo, al apuntar que la defensa de la Revolución Bolivariana es también defender los cambios que tienen lugar en la región.

Cabezas calificó a la solidaridad recibida de los pueblos del mundo como «una trinchera». «Nos anima. Nos fortalece».

El legado del líder bolivariano Hugo Chávez fue reiterado motivo de homenaje durante la cita de la izquierda continental.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.