Bangladesh deberá tomar medidas de seguridad en sus industrias - Internacionales

Bangladesh deberá tomar medidas de seguridad en sus industrias

El fallecimiento de más de 500 personas por el derrumbe de un edificio en la localidad industrial de Savar, ha sido la última de una serie de catástrofes dentro del sector textil del este país

Autor:

Juventud Rebelde

BANGLADESH, MAYO 4.—El vicedirector general de operaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Gilbert Houngbo, instó este sábado a Bangladesh a tomar medidas de seguridad y protección en sus industrias, luego de que fallecieran más de 500 personas por el derrumbe de un edificio en la localidad industrial de Savar, a las afueras de Dacca, capital de ese país, reporta Telesur.

El hundimiento del edificio de ocho pisos que albergaba talleres de confección textil, ha sido la última de una serie de catástrofes dentro de este sector que ya ha dejado un saldo de 548 muertos.

La estructura, conocida como Rana Plaza colapsó el pasado 24 de abril, con al menos tres mil personas en su interior que fueron obligadas a trabajar pese a que la policía había advertido la existencia de grietas en las paredes.

En este contexto, el funcionario de la OIT, exigió a Bangladesh que cierre los talleres inseguros para evitar más tragedias.

Por su parte, Main Uddin Khandaker, miembro del Ministerio del Interior de Bangladesh y responsable de la investigación del desastre, declaró que el desmoronamiento del edificio se debió a «las vibraciones de cuatro gigantescos generadores instalados ilegalmente en los pisos superiores».

La tragedia de Savar ha puesto en relieve las malas condiciones laborales y de seguridad en que trabajan los empleados de las fábricas textiles de ese país, que abastece a multinacionales occidentales atraídas por la mano de obra más barata del mundo.

Los jeans de Zara, las camisas de El Corte Inglés y los vestidos de Mango o H&M están en cualquier calle comercial del mundo, pero sus talleres, ubicados en países como Bangladesh o Pakistán, carecen de condiciones laborales, de salubridad y seguridad dignas.

Las compañías internacionales Primark, El Corte Inglés, Bon Marché y Joe Fresh han confirmado que tenían producción en alguna de las empresas locales implicadas en el siniestro. Otras como Mango habían hecho pedidos de prueba a los talleres.

Según datos oficiales actuales, la industria textil de Bangladesh supone el 78 por ciento de las exportaciones del país, representa el 17 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) y emplea a tres millones de personas, la mayoría de ellas, mujeres.

Estados Unidos y, sobre todo, Europa son los principales receptores de la ropa que se confecciona en las fábricas de la nación asiática. El coste salarial por hora, de solo 0,32 centavos, es además el más bajo del mundo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.