Suspendido diálogo entre Gobierno y huelguistas bolivianos

La instalación de cuatro bloqueos por sectores afiliados a la Central Obrera Boliviana ocasionó un cuarto paro en el diálogo sobre las modificaciones en las pensiones exigidas por los trabajadores

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, mayo 13.— El diálogo entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) quedó interrumpido nuevamente este lunes tras la decisión del sindicato de mantener las medidas de presión de la huelga, pese a los reclamos del ejecutivo.

En una conferencia de prensa, el ministro de Economía, Luis Arce, explicó que la instalación de cuatro bloqueos en el país por sectores afiliados a la COB ocasionó un cuarto intermedio en el diálogo sobre las modificaciones en las pensiones exigidas por los trabajadores, reportó PL.

Aunque el Gobierno cumplió desde el pasado sábado la demanda del mayor sindicato del país de liberar a un grupo de mineros detenidos, para retomar las negociaciones, los trabajadores mantuvieron este lunes el paro, aunque su levantamiento fue una de las condiciones del ejecutivo para continuar el diálogo.

El funcionario explicó que la interrupción del tráfico rompe el acuerdo establecido entre las partes y convocó a los trabajadores a valorar el levantamiento de las medidas de presión.

Por su parte, el líder de la COB, Juan Carlos Trujillo, explicó a los medios que entregó al Gobierno un pliego de siete puntos con las demandas del sindicato.

La COB realiza desde hace una semana una huelga en reclamo de un aumento del ciento por ciento de las jubilaciones, una petición considerada desmedida por el Gobierno, por poner en riesgo a largo plazo el sistema de pensiones para el resto de los trabajadores.

Esa demanda consiste en una renta de más de 1 147 dólares para los mineros y de unos 715 para otros sectores; mientras el Ministerio de Economía planteó inicialmente como solución un máximo de 570 para los primeros y de 457 para los demás asalariados.

La policía informó que los principales bloqueos se ubican en las localidades de Tarija y Potosí, el sur del país; en la norteña ciudad de Beni y en las afueras de esta capital, donde también se reportó una marcha sindical hacia el Palacio de Gobierno.

El viernes pasado, el presidente Evo Morales ratificó que no existe margen de negociación para la exigencia del sindicato, dado que pondría en riesgo los programas sociales.

«Quiero que sepan, compañeros de la COB, que no hay otro margen más de negociación sobre este tema, digan lo que digan, hagan lo que hagan, porque es deber (del Gobierno) garantizar la jubilación de los futuros rentistas», afirmó.

Mientras, la mina de Huanuni, la mayor reserva de estaño de Bolivia, entró en déficit debido a la huelga y cumple este lunes su sexto día sin funcionar.

Morales encargó el sábado anterior un estudio para calcular las pérdidas asociadas a la paralización de las labores en esa reserva mineral, ubicada en el departamento de Oruro, en el sur del país.

De acuerdo con el ministro de Minería, Mario Virreira, las pérdidas por cada día de huelga ascienden a medio millón de dólares, por lo que la empresa se encuentra en números rojos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.