Rechazan trabajadores del Metro de Madrid reducción salarial

Convocan a jornada de huelga para este viernes. Las centrales obreras consideran abusivas las prestaciones mínimas fijadas por la empresa

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 17.— Los trabajadores del Metro de la capital española realizarán este viernes una nueva tanda de huelgas, en rechazo a la decisión de esa empresa pública de acometer una rebaja salarial y otras medidas para garantizar 720 empleos.

Varios gremios del suburbano madrileño convocaron para este viernes paros parciales entre las 19:00 y las 21:00, hora local, mientras que el Sindicato de Conductores cesará sus labores a partir de las 23:00 hasta el final del servicio (a las dos de la madrugada del sábado).

Durante la primera franja horaria circulará el 52 por ciento de los trenes que lo hacen habitualmente en toda la red de ese vital medio de transporte, y a partir de las 23 se establecieron unos servicios mínimos del 61 por ciento.

Las centrales obreras consideran abusivas las prestaciones mínimas fijadas por la empresa, pues tienen el propósito de hacer imperceptible el alcance de la medida de fuerza.

A mediados de febrero, el consorcio, que busca ahorrar unos 37 millones de euros anuales, comunicó a los gremios una bajada media del 10 por ciento del sueldo o 720 despidos, así como un aumento de la jornada laboral para sus 7 200 trabajadores.

En una reunión celebrada el 14 de abril, la firma puso sobre la mesa 666 prejubilaciones, aunque estas bajas, a partir de 58 años de edad, aún no están cerradas.

Según los dos sindicatos mayoritarios en este país, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, la propuesta incluía una reducción salarial del 25 por ciento a los empleados que se incorporen en la empresa tras la entrada en vigor del nuevo convenio.

Estamos de acuerdo con las prejubilaciones, pero no en meter en el mismo saco unos recortes salariales impresentables, denunciaron las dos asociaciones.

Los paros obedecen también a los sucesivos recortes sociales y laborales impuestos por los gobiernos regional y central, ambos administrados por el derechista Partido Popular, medidas que incidirán en una peor calidad del servicio, advirtieron.

Durante la anterior jornada de paros parciales, realizada el pasado miércoles, la compañía cifró el seguimiento de la medida de fuerza en un 50 por ciento de la plantilla, mientras que los sindicatos elevaron la participación entre el 97 y el 99 por ciento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.