Gobierno turco trata sin éxito de aplacar ira popular

Sindicatos en huelga general de dos días

Autor:

Juventud Rebelde

ANKARA, junio 3.— El Ejecutivo turco trató de aplacar la ira popular de los últimos días al ofrecer este martes una disculpa por los excesos policiales cometidos al inicio de las protestas antigubernamentales, que duran ya cinco días y han dejado dos muertos, 2 000 heridos y centenares de manifestantes detenidos.

Las redes sociales se inundaron con denuncias y vídeos mostrando la represión policiaca. La Fundación de Derechos Humanos de Turquía informó que por lo menos 1 000 manifestantes sufrieron «malos tratos y torturas» a manos de las fuerzas de seguridad, según IPS.

ANSA también dio cuenta de las denuncias en las redes sociales sobre el uso por la policía de «gases lacrimógenos vencidos» para reprimir a los manifestantes, y que sus efectos también «son tóxicos». Según los comentarios publicados, las sustancias empleadas por los agentes de seguridad en Estambul, Ankara, Smirne, Anatolia y otras ciudades, irritan los ojos, las mucosas e impiden casi respirar.

El viceprimer ministro, Bulent Arinc, le dio disculpas a los manifestantes heridos durante los choques con la policía, y se comprometió a hablar con los organizadores de la protesta original, que demandan salvar el parque Gezi de Estambul.

Sus palabras divergen de las del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, quien calificó a los manifestantes de «extremistas» e incluso insinuó que servicios secretos extranjeros podían estar detrás de las protestas.

El martes 28 de mayo hubo una concentración en el parque Gezi para evitar la tala de árboles para hacer lugar a un futuro centro comercial. Pero con el transcurso de días posteriores, la protesta se amplió y se volvió contra el gobierno, que respondió con violencia.

Las disculpas del Gobierno no parecen que vayan a apaciguar a los miles de manifestantes que siguen en el lugar, en un ambiente festivo con proclamas y cánticos, y que demandan la dimisión de Erdogan, dijo EFE.

Miles de funcionarios de la administración pública se sumaron este martes a las protestas y se declararon en huelga por dos días, en repudio a la dura represión ordenada por el Gobierno.

La Confederación de Sindicatos Públicos, que congrega a unos 240 000 trabajadores distribuidos en 11 filiales, llamó a la huelga en respuesta al «terrorismo de Estado contra manifestantes en todo el país». El comunicado también señala que el Gobierno de Erdogan «mostró una vez su animosidad hacia la democracia», citó IPS.

A pesar de la inestabilidad, Erdogan mantiene su gira por el norte de África.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.