Descarta ejecutivo retraso de comicios - Internacionales

Descarta ejecutivo retraso de comicios

Se inició este martes un nuevo ciclo de diálogo para analizar segundo punto de la agenda

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano iniciaron un nuevo ciclo de diálogo de paz en La Habana, que este martes abrió las deliberaciones del segundo punto de la agenda, referido a la participación política, a juicio de muchos, uno de los temas más álgidos que componen el orden de las pláticas.

Al volver a la mesa de diálogo tras un receso de dos semanas y luego de alcanzar un acuerdo sobre el primer punto de la agenda —el desarrollo rural—, un logro inédito en todos estos años de conflicto, la guerrilla propuso retrasar el calendario electoral de Colombia, lo que fue descartado por los representantes del ejecutivo.

A su llegada al Palacio de Convenciones, sede de los diálogos, el guerrillero Iván Márquez leyó un comunicado donde proponen al Gobierno de Juan Manuel Santos posponer por un año el calendario electoral para no darle presión a los diálogos y que la campaña no interfiera el proceso de paz.

Según las FARC-EP el polémico tema de los próximos comicios generales de mayo del 2014 y en base a esto, la premura que, afirma, se le pretende imponer a la posible construcción de un acuerdo final, solo «puedan maltratar, marchitar o aniquilar para siempre las esperanzas de reconciliación».

El jefe del equipo insurgente propuso abrir un debate nacional sobre la urgencia y la conveniencia de aplazar los comicios «sin reelección presidencial» para «anteponer el interés colectivo de la paz a cualquier otra circunstancia que enrarezca el fin que nos ha convocado en La Habana».

Según advierte la guerrilla, lo planteado por las FARC-EP no constituye una propuesta arbitraria, pues la fórmula para lograrlo está en la Constitución, en su artículo 376.

Minutos después, el máximo representante del equipo gubernamental, Humberto de la Calle, reaccionó con vehemencia ante esa propuesta de su contraparte, afirmando que la Constituyente propuesta por las FARC-EP «no va».

De la Calle pidió concentrarse en la agenda a fin de que el proceso tenga éxito y a no «distraernos en propuestas que poco contribuyen a la claridad» de lo que se acuerda.

En otra parte de su intervención, el Jefe del grupo que representa al Gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos, afirmó que en este nuevo punto de discusiones que se inició se pretende encontrar el camino para que las FARC-EP se transformen en un movimiento político insertado en la democracia «con el pleno ejercicio de sus derechos, pero también de sus deberes».

Esta, especificó, será una discusión sobre la creación de un movimiento político y no «sobre las personas que saldrán a la política».

Sin embargo, De la Calle admitió que «no podemos permitir que se repita lo de la Unión Patriótica y necesitamos también la participación ciudadana. Requerimos del aporte de todos para alcanzar las metas y propósitos».

Se refería el representante gubernamental a la masacre perpetrada por el Gobierno del ex presidente Belisario Betancourt a fines de la década del 80 e inicios de los 90, contra los miembros del partido Unión Patriótica, fuerza democrática, de izquierda y legal, salida del seno de las FARC-EP, fruto de un proceso de paz que intentaron entonces adelantar la guerrilla y el Gobierno.

De la Calle reiteró el principio esencial que rigen estos diálogos y que especifica que nada está acordado, hasta tanto no exista un acuerdo integral pactado por las partes.

Desde Israel, donde cumple una visita oficial, el presidente Santos afirmó que «no hay la más mínima posibilidad de que se pueda posponer el calendario electoral. Eso está totalmente descartado».

Poco después de retomar el diálogo, ambas delegaciones emitieron un comunicado conjunto donde informan que trabajarán por separado esta semana y no celebrarán reuniones conjuntas con el objetivo de agilizar el trabajo de la mesa.

Cada delegación, informan, estudiará los documentos provenientes del foro sobre Participación Política, que se llevó a cabo recientemente en Bogotá.

Por otra parte, el embajador Roy Chaderton Matos, representante de Venezuela como Acompañante del proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, se reunió en La Habana este martes por separado con ambas delegaciones, en gesto que ratifica el compromiso de Venezuela con la paz en Colombia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.