Amplio repudio latinoamericano a agresión contra Evo Morales - Internacionales

Amplio repudio latinoamericano a agresión contra Evo Morales

Pueblos, organismos y gobiernos rechazan actitud europea contra el Presidente boliviano. Se reúne de manera extraordinaria la Unasur hoy en Lima para analizar los hechos

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, julio 3.— Bolivia reveló este miércoles detalles del tenso vuelo del presidente Evo Morales cuando intentaba regresar a La Paz desde Moscú, sus tribulaciones en el espacio aéreo europeo y lo que se esconde tras la posición de los países que le negaron sobrevolar su territorio.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, explicó que el argumento oficial de Portugal, Francia, España e Italia para impedir el paso del avión presidencial y sus operaciones fueron razones técnicas, «pero eso es irreal, porque no todos tuvieron problemas a la vez», reportó PL.

Denunció que todo se trató de una presión de Estados Unidos sobre los países miembros de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) ante la circulación de información malintencionada en la que se aseguraba que el ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Edward Snowden, quien filtró recientemente el plan de espionaje electrónico de Estados Unidos a escala global, estaría viajando en ese vuelo.

Se ha confirmado la presión ejercida por Washington porque es irrisorio pensar que, de manera coincidente, todas esas  naciones europeas padecieron problemas técnicos al unísono.

Lo que en realidad hubo —afirmó—  fue un atentado contra la seguridad y la vida del Presidente, una violación a la inmunidad presidencial y de Estado que tienen todos los países y sus mandatarios.

Luego de agradecer al Gobierno de Austria la posibilidad que le otorgó a la nave de aterrizar, la Ministra explicó que se presentó una queja formal ante las Naciones Unidas, además de denunciar la violación de convenciones internacionales y de los derechos de las personas.

El avión, agregó, contaba con el combustible exacto para poder aterrizar en un aeropuerto cercano, por lo que tuvo que comenzar a dar vueltas y retornar hacia la capital austriaca de emergencia. «Esto no es una anécdota, es un grave atentado a su seguridad, y también ha habido un secuestro del avión, porque se le ha impedido al Presidente poder moverse durante 14 horas».

En la tarde de este miércoles el avión que llevaba a Evo Morales, proveniente de Viena, Austria, aterrizó en el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria, luego de que España, finalmente, autorizó una parada técnica para que la unidad pudiera ser abastecida con combustible y de ahí partió hacia Fortaleza, Brasil, donde realizó otra escala para finalmente enrumbarse hacia La Paz.

Telesur informó que tanto las organizaciones sociales como el gabinete de Evo Morales permanecieron en vigilia para esperar la llegada del jefe de Estado. También  múltiples han sido los pronunciamientos de la comunidad internacional en rechazo a esta agresión.

A pedido del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, los mandatarios de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirán de manera extraordinaria hoy jueves en Lima, capital de Perú, país que preside de manera temporal el grupo, para analizar lo sucedido con el mandatario boliviano.

Más temprano la Secretaría General de la Unasur a través de un comunicado rechazó la «peligrosa actitud asumida por Francia y Portugal». El secretario general del bloque, Alí Rodríguez Araque, señaló su preocupación ante los hechos dado el alcance del programa de espionaje efectuado por la Casa Blanca sobre los países de Europa.

Los miembros del ALBA también emitieron un comunicado y expresaron su máxima solidaridad con el mandatario boliviano, y denunciaron la flagrante discriminación y amenaza a la inmunidad diplomática del Jefe de Estado.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, pidió una «explicación» de los países involucrados.

Mientras otros organismos y    Gobiernos rechazaban el asunto que puso en serio riesgo la seguridad del Jefe de Estado y la de su comitiva, manifestantes, varios de ellos indígenas, protestaron frente a las sedes diplomáticas de EE.UU., España y Francia en La Paz, y algunos quemaron banderas de la Unión Europea (UE) y apedrearon la legación francesa.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, tildó de «humillación al continente sudamericano» la actitud de los Estados contra Evo Morales.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, señaló que su país responderá ante la «agresión peligrosa» cometida contra Bolivia y aseguró que Venezuela responderá con dignidad a esta agresión «peligrosa, desproporcionada e inaceptable», enfatizó Maduro en su cuenta de Twitter.

En iguales condiciones se expresaron el presidente uruguayo, José Mujica, mientras el Frente Guasú, la formación política del ex presidente paraguayo y ahora senador Fernando Lugo, consideró «deleznable e insólita» la actitud de los países europeos.

El premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel pidió una sanción de la ONU a los países europeos involucrados y desde La Habana, sede de las conversaciones de paz con el Gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos, las FARC-EP criticaron la «infamia» de que Morales fue objeto por parte de los Gobiernos europeos y los tachó de «racistas y mandaderos del imperio».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.