En Egipto ascienden a 10 los muertos tras Golpe de Estado - Internacionales

En Egipto ascienden a 10 los muertos tras Golpe de Estado

Islamistas aliados del presidente depuesto de Egipto, Mohamed Mursi, convocaron al pueblo a protestar este viernes por su derrocamiento por parte del Ejército y rechazar un planeado Gobierno interino respaldado por sus opositores

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, julio 5.—Al menos 10 manifestantes murieron y más de 200 resultaron heridos este viernes luego de que las tropas del Ejército egipcio abriera fuego cuando los partidarios del presidente derrocado, Mohammed Mursi, intentaban asaltar la sede de la Guardia Republicana en El Cairo, donde supuestamente se encontraría el exmandatario, reporta Telesur.

Según la información de la agencia de noticias rusa RT, «el Ministerio egipcio de Sanidad anunció que se elevó a 10 el número de muertos en los enfrentamientos, además de 210 heridos».

Informaciones no confirmadas difundidas por la agencia AFP, afirman que la muerte de las tres primeras víctimas ocurrió cuando los soldados abrieron fuego después de disparar al aire en señal de advertencia cuando la multitud se congregó frente a los cuarteles. Las fuerzas de seguridad acordonaron las barracas de la Guardia Republicana, escribió Reuters.

Los principales dirigentes de los Hermanos Musulmanes están detenidos luego del golpe de Estado que el pasado miércoles derrocó al presidente islamista, Mohammed Mursi, quien fue sustituido de inmediato por Adli Mansur, presidente del Tribunal Constitucional, designado por los militares para liderar el proceso de transición.

El corresponsal de Telesur en Egipto, Pablo Osoria informó que en la nación africana hay «un estado de emergencia porque la formación política de la Hermandad Musulmana llamó a sus miembros a salir a las calles para rechazar el golpe y defender la constitucionalidad del país y el resultado de las elecciones del pasado año» cuando resultó ganador Mursi.

«Hay una gran concentración por parte de los seguidores de Mursi demandando un referendo para que sea la población y no los opositores de Mursi quienes decidan si Mursi sigue siendo presidente o no», reportó Osoria.

El periodista enfatizó que las masivas manifestaciones por parte de la Hermandad Musulmana «no están siendo transmitidas por la televisión estatal. La prensa egipcia sólo transmite lo que sucede en la plaza Tahrir (en El Cairo), pero no lo que sucede al norte (de la capital) donde están los seguidores de Mursi».

Protestas este viernes

Afuera de la mezquita Rabaa Adaweya en un suburbio de El Cairo, donde seguidores de Mursi se han reunido la semana pasada, el Ejército desplegó vehículos blindados adicionales a varios cientos de metros de barricadas improvisadas.

Aviones de la fuerza aérea dejaban en el cielo columnas de humo rojo, blanco y negro, que representan a la bandera egipcia, en una muestra de fuerza que el Ejército ha empleado frecuentemente desde el derrocamiento de Mursi el miércoles.

Más tarde, el Frente de Salvación Nacional egipcio, una coalición liberal, emitió un «llamado urgente» a sus seguidores a tomar las calles en respuesta a las manifestaciones de los seguidores islamistas del depuesto Mursi.

Una fuente militar dijo: «Continuaremos asegurando los lugares de protesta con soldados, y jets si fuera necesario, para asegurar que los manifestantes pro y anti Mursi no se enfrenten. Los dejaremos manifestarse e ir adonde quieran».

El Ejército por su parte afirma que tomó nota de la «voluntad del pueblo» al forzar la salida del presidente. Millones de personas se manifestaron el domingo para protestar por el colapso de la economía y el estancamiento político, que Mursi no logró revertir después de un año en el poder.

El fiscal general de Egipto presentó su renuncia, dijo la agencia de noticias estatal el viernes, tres días después de ser reinstalado en el cargo tras la remoción del funcionario designado por el derrocado presidente.

Además de Mursi, el primer líder elegido libremente en el país, varias figuras de alto nivel de los Hermanos Musulmanes fueron detenidas, dijeron fuentes de seguridad.

Los fiscales estaban investigando varias acusaciones, incluyendo incitación a la violencia y, en el caso del mismo Mursi, insultar al poder judicial.

Canales de televisión que son propiedad de los Hermanos Musulmanes o tienen simpatía por la agrupación fueron sacados del aire abruptamente. La imprenta estatal no sacó su edición del diario del partido el jueves ni el viernes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.