Catatumbo colombiano resiste embate de la fuerza pública - Internacionales

Catatumbo colombiano resiste embate de la fuerza pública

Roto el diálogo del Gobierno con los campesinos. Los mineros convocan a huelga indefinida

Autor:

Juventud Rebelde

BOGOTÁ, julio 16.— La fuerza pública colombiana volvió a reprimir con violencia las protestas de los campesinos en la región norteña del Catatumbo, a quienes intentan desalojar de las vías con gases lacrimógenos y bombas aturdidoras.

Tras una nueva ruptura del diálogo con el Gobierno la víspera, los agricultores habían expresado su preocupación por la llegada a la zona de otros 5 000 efectivos, en medio de la presión del Gobierno para que despejen las carreteras, reportó PL.

Miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios tratan de sacar a la fuerza a los campesinos apostados en el sector La Uno, a un kilómetro del casco urbano de Tibú, en el departamento del Norte de Santander.

Imágenes difundidas por la cadena Telesur reflejan los enfrentamientos desatados por las fuerzas de seguridad que desde el inicio de las protestas, el 11 de junio último, no han parado de arremeter contra los manifestantes, dispuestos a resistir hasta lograr un acuerdo que permita acabar con tantos años de abandono estatal.

Los campesinos denunciaron que en horas de la madrugada el ejército bloqueó la señal de celulares en la zona, señaló la emisora Contagio Radio.

El vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, que encabeza la comisión gubernamental, no pudo convencer a los manifestantes que llevan 35 días en huelga, para que suspendieran el bloqueo de las vías, dijo a su vez EFE.

Representantes del gremio indicaron el viernes último en una rueda de prensa en Bogotá, que se calculaba que en la zona del Catatumbo, en el Norte de Santander, se encontraban más de 1 200 efectivos entre policías, militares y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

La víspera, los campesinos manifestaron en un comunicado su preocupación por que la fuerza pública volviera a arremeter con armas de fuego, como lo hicieron en dos ocasiones, con un saldo de cuatro civiles muertos y más de 50 heridos, agregó PL.

«Reiteramos que la vida e integridad de los campesinos es responsabilidad del Presidente y su equipo. Santos debe prohibir a la fuerza pública disparar armas de fuego contra la población civil», subrayaron.

La nueva embestida de los miembros de seguridad recibió el rechazo unánime de centenares de colombianos en Twitter, que piden al Gobierno sentarse a dialogar con los manifestantes.

En un mensaje difundido en esa red social, la representante a la Cámara, Angela Robledo, responsabilizó al Gobierno y al presidente Santos «por la vida y la integridad de los campesinos que reclaman sus derechos», señaló PL.

El Gobierno también recibe presiones de los mineros, que convocaron a una huelga indefinida a partir del próximo miércoles, apuntó EFE.

Los mineros tienen 15 reivindicaciones que incluyen aspectos ambientales, técnicos, legislativos y de seguridad social, así como la garantía del derecho al trabajo y que se elimine un decreto del año pasado que ordena la destrucción de maquinaria pesada utilizada en la exploración o explotación de minerales sin autorización.

«El paro se hará por tiempo indefinido, hasta que haya una verdadera voluntad (de negociación) del Estado. Esperamos una movilización de cerca de 25 000 personas en 80 municipios. La principal manifestación será en Buenaventura (suroeste), donde unas 4 500 personas saldrán a las calles», dijo este martes Ramiro Restrepo, presidente de la Comisión Nacional de  Mineros de Colombia, citado por AFP.

En Colombia existen 14 357 unidades de producción minera, de las cuales 56 por ciento carecen de un título de explotación, según cifras del Ministerio de Minas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.