Rajoy niega acusaciones por escándalo de corrupción

«Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía», afirmó el mandatario español al comparecer ante el Congreso, tras la denuncia del extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, agosto 1.— El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, compareció este jueves ante el Parlamento para esclarecer las denuncias por corrupción presentadas por el extesorero del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas.

Mientras el país critica esta situación en medio de la crisis económica, Rajoy se limitó a reconocer ante el Congreso haberse equivocado al confiar en Bárcenas y aseguró que en el PP «ni se ha llevado ninguna doble contabilidad, ni se oculta ningún delito», reporta Telesur.

Al referirse a los pedidos de dimisión de gran parte de los partidos de la oposición, Rajoy manifestó que nada relacionado con este asunto le impedirá gobernar, a la vez que ratificó su confianza en que la justicia demostrará que ni él ni su agrupación cometieron ninguna actividad ilícita.

Cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable, aseveró el presidente del Gobierno, quien, según el testimonio de Bárcenas, recibió decenas de miles de euros en efectivo junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Ante estas declaraciones, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió a Rajoy que, en un acto de generosidad con el país, deje el cargo, tras las acusaciones formuladas por Bárcenas, informó PL.

Denunció que Rajoy no se comportó en los últimos tiempos como el gobernante de una nación que atraviesa una grave crisis, sino como el presidente de un partido que creció, vivió y ganó comicios aupado por un mecanismo de financiación irregular.

A juicio del máximo dirigente del PSOE, el jefe del Gobierno español carece de autoridad moral para pedir sacrificios y esfuerzos a los ciudadanos, cuando los altos cargos populares percibieron durante dos décadas suculentas remuneraciones ocultas.

Según Rubalcaba, el jefe del Ejecutivo causó un gran daño a las instituciones democráticas por su resistencia a comparecer ante el Congreso de los Diputados, tras varios meses en silencio.

Hace dos semanas, Bárcenas declaró ante un juez haber pagado retribuciones en negro a altos cargos del ahora partido en el poder, incluido al propio mandatario, como parte de una contabilidad oculta llevada por él durante dos décadas en la agrupación conservadora.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.