Argentina proporcionó armas a Bolivia para asesinar al Che - Internacionales

Argentina proporcionó armas a Bolivia para asesinar al Che

La dictadura argentina de Juan Carlos Onganía (1966-1970) entregó al gobierno boliviano de René Barrientos «250 fusiles FAL, 200 pistolas calibre 45, 100 bombas napalm de 100 kilogramos y 50 explosivos de 50 kilogramos» para perseguir al Che

Autor:

Telesur

La dictadura argentina de Juan Carlos Onganía (1966-1970) entregó unas 100 bombas de napalm y otros armamentos a Bolivia para combatir a la guerrilla comandada por el revolucionario argentino-cubano Ernesto Che Guevara,informó este martes el diario brasileño O Estado.

De acuerdo a documentos desclasificados del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Brasil (1964-1985) publicados por el medio, Argentina le dio al gobierno boliviano de René Barrientos «250 fusiles FAL, 200 pistolas calibre 45, 100 bombas napalm de 100 kilogramos y 50 explosivos de 50 kilogramos» para perseguir al Che.

Sin embargo, acotó O Estado, pese a que Brasil no creía en la información boliviana sobre la presencia del Che Guevara con otros guerrilleros internacionalistas en Bolivia, informó a los altos mandos militares que Argentina y Estados Unidos ayudaban a ese país andino a destruir al grupo.

De igual manera, señaló que el gigante suramericano colaboró con la dictadura boliviana y brindó asistencia en contrainsurgencia a cuatro pilotos de la Fuerza Aérea Boliviana en Río Grande do Sul, en el sur de Brasil.

Además, el periódico señaló que Brasil mantuvo una red de espionaje en los países de América Latina, que le permitía recabar todos los datos sobre secretos militares, así como de los movimientos guerrilleros de izquierda en Bolivia, Colombia y Venezuela o «la estructura general de los ministerios de defensa, su organización y funcionamiento, la composición de cada fuerza armada, su distribución y órdenes de movilización».

En otro archivo, fechado del 31 de agosto de 1967, la dictadura brasileña realizó un diagnóstico sobre la mala preparación de los militares de Bolivia para enfrentar una guerrilla. «Bolivia es un país rico en yacimientos minerales pero paradójicamente pobre (...) El país siempre amargó fracasos en sus emprendimientos militares», dice el texto enviado al entonces dictador Artur Costa e Silva por los jefes militares.

Una bomba atómica para atacar Argentina

Por otro lado, en los informes también se precisó que la dictadura militar de Brasil pensó en desarrollar una bomba atómica. En una reunión del Alto Comando de las Fuerzas Armadas, el general Ernesto Geisel (1974-1979) admitió su preocupación por un ensayo con una bomba nuclear llevado a cabo entonces por la India y ante la posibilidad de que Argentina, país con el que Brasil temía enzarzarse en una guerra, también pudiese detonar un artefacto atómico.

El Gobierno consideraba que, ante esas preocupaciones, era necesario «desarrollar una tecnología para la utilización de la explosión nuclear para fines pacíficos, lo que nos permitiría, incluso, si fuera necesario, disponer de nuestra propia arma».

Ernesto Che Guevara, tras ser herido en una pierna, fue detenido por una patrulla estadounidense en la quebrada del Churro y trasladado a la escuela de La Higuera, donde por órdenes del régimen boliviano fue asesinado el 9 de octubre de 1967, y sepultado en un lugar desconocido hasta 1997.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.