Egipto: más muerte en jornada de la ira - Internacionales

Egipto: más muerte en jornada de la ira

La Hermandad Musulmana convoca a más manifestaciones

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, agosto 16.— El viernes de la ira convocado por los islamistas que protestan contra el golpe de Estado en Egipto culminó con al menos 80 muertos y 300 heridos en diversas ciudades del país, como resultado de la represión policial y los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, que pudieran continuar en los próximos días, pues la Hermandad Musulmana (HM) exhortó a más manifestaciones.

Las divisiones entre la HM, que encabeza las protestas contra el golpe, y los grupos que apoyan al Gobierno de facto, escaló el miércoles cuando las fuerzas de seguridad desalojaron a la fuerza dos campamentos de protesta en la capital egipcia, una acción que según los últimos recuentos dejó al menos 600 muertos y más de 3 000 heridos.

De acuerdo con un funcionario de seguridad citado por Reuters, 24 policías resultaron muertos este viernes y 15 comisarías habían sido atacadas desde el jueves. Varios medios de prensa locales mostraban incendios en varios puntos de la capital.

Helicópteros del Ejército sobrevolaron a baja altura a los seguidores de Mursi reunidos en la plaza Ramsés, escenario de gran parte del derramamiento de sangre de este viernes en El Cairo.

En esa plaza, los militares retuvieron durante unos minutos al corresponsal de Prensa Latina y Telesur, Pablo Osoria, y al resto de los integrantes de su equipo de trabajo, quienes se encontraban allí cubriendo los acontecimientos, y les borraron el material filmado, según informó la propia PL.

Osoria comentó que reporteros de distintos medios que tratan de hacer su trabajo tienen que cuidarse también de los disparos de francotiradores en acecho contra camarógrafos, fotógrafos y redactores que acceden a las zonas de conflicto.

Reuters comentó que los medios estatales egipcios endurecieron su retórica contra la HM, invocando un lenguaje usado para describir a grupos como Al-Qaeda y sugiriendo que hay pocas esperanzas de llegar a una solución política para la crisis.

Por su parte, la cofradía musulmana seguía sin retroceder en sus demandas, y anunció una semana más de protestas a nivel nacional. «Que no quede duda de que vamos a mantenernos en las calles, que no vamos a desaparecer, que no nos van a callar a menos que nos maten a todos. Seguiremos protestando hasta que se reinstaure en el poder al presidente Mohamed Mursi, al que eligieron las urnas, hasta que el ejército vuelva a sus barracones y Egipto vuelva al proceso democrático», dijo Gehad el-Haddad, portavoz de la HM.

Un reporte de ANSA describía la mezquita de Al-Iman convertida en una morgue, donde estaban decenas de cadáveres envueltos en sábanas blancas y «enfriados» por bolsas de plástico verdes llenas de hielo, sobre alfombras ensangrentadas. Eran los muertos de la represión militar del miércoles. La policía evitó que familiares ingresaran al lugar sagrado. Muchos cadáveres no habían sido aún identificados por estar carbonizados.

Testigos contaron que las autoridades «obligaron a los familiares a firmar una partida de defunción que atribuye la muerte a cartuchos de caza en vez de proyectiles», pues «los disparos de perdigones tienen que efectuarse a una distancia pequeña, de un máximo de cien metros», y «los proyectiles de los AK 47 o algunos fusiles de precisión tienen obviamente un alcance más amplio».

Así, según estas fuentes, las autoridades «quieren hacer creer que los manifestantes fueron asesinados durante los enfrentamientos y no con ejecuciones efectuadas por francotiradores», señaló el despacho.

En respuesta a la represión llevada a cabo por las autoridades de facto, Turquía canceló dos ejercicios navales con Estados Unidos, uno bilateral y otro dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), según el diario Hurriyet.

Italia anunció que propondrá a la Unión Europea el cese de los suministros de armas a Egipto, al menos durante la vigencia del estado de excepción. España instó a levantar «lo antes posible» el estado de emergencia y a una pronta convocatoria de elecciones.

Por su parte, Alemania, Holanda y Dinamarca anunciaron la suspensión temporal de programas de cooperación y proyectos conjuntos con el Gobierno egipcio, apuntó DPA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.