Egipto: quieren justificar represión - Internacionales

Egipto: quieren justificar represión

Un vocero presidencial calificó este sábado las protestas realizadas por la Hermandad Musulmana como «actos de terrorismo real» y no una disputa política

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, agosto 17.— El Gobierno egipcio de facto explicó este sábado su versión de la matanza de civiles del miércoles pasado, y justificó el accionar violento del ejército y las fuerzas de seguridad acusando a los seguidores de la Hermandad Musulmana (HM) de terroristas; mientras, continuaban las protestas en varias ciudades.

Según el vocero presidencial, Mustafá Hegazy, Egipto se encuentra «más unido que nunca», «no en la búsqueda del sueño común de conseguir finalmente un país libre y democrático», sino «contra un enemigo común, un eje de terror» «que nos impedía avanzar hacia el futuro». Así el portavoz catalogaba a quienes protestan contra el derrocamiento de Mursi perpetrado por los militares el pasado 3 de julio.

Hegazy describió las protestas islamistas como «actos de terrorismo real» y no una disputa política, y aseguró que los seguidores de Mursi han estado «disparando al azar con ametralladoras, matando a inocentes que se paran en los balcones», al referirse a la marcha del viernes en el puente 15 de Mayo, donde algunos manifestantes fueron vistos portando armas y disparando al azar, dijo, según Xinhua. Sin embargo, casi la totalidad de los muertos y de los heridos hasta este sábado son seguidores de Mursi, lo que contradice las versiones oficiales.

Según el Gobierno, la cifra de muertos desde el desalojo de las acampadas islamistas, el  miércoles, ronda los 800, incluidos 173 fallecimientos que se anunciaron este sábado por los enfrentamientos de la víspera, apuntó ANSA. La Hermandad Musulmana, por su parte, cifra las víctimas en un mayor número.

El vocero gubernamental afirmó que la HM podrá participar en el proceso de transición, pero solo aquellos integrantes de la cofradía que no tengan sus manos manchadas de sangre. Sin embargo, la Hermandad ha rechazado las ofertas de diálogo; aceptarlas significaría reconocer a las autoridades de facto y la asonada por la que los militares destronaron a Mursi. También exigen su restitución, lo que no aceptará la cúpula militar, el verdadero poder más allá del disfraz de un Gobierno civil.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.