Las FARC-EP aseguran que no se levantarán de la mesa de diálogo - Internacionales

Las FARC-EP aseguran que no se levantarán de la mesa de diálogo

Tras una tensa pausa de dos días se reanudaron las conversaciones de paz entre guerrilla y Gobierno colombiano

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) rechazaron categóricamente la iniciativa de referendo presentada por el presidente Juan Manuel Santos ante el Congreso colombiano como paso para revalidar el futuro acuerdo que se logre firmar en La Habana, aunque —aseguraron— no se levantarán de la mesa de diálogo.

Luego de que el viernes último la insurgencia hiciera una pausa en las conversaciones para evaluar la propuesta gubernamental, este lunes se reanudaron las conversaciones y, previamente, el jefe guerrillero Iván Márquez leyó un comunicado ante la prensa donde confirma que «se mantendrán en la mesa fieles al compromiso de buscar la paz».

Tal como han reiterado a lo largo de todo el proceso, el grupo guerrillero refutó la unilateralidad que dicen le pretende imponer el Ejecutivo a un futuro acuerdo de paz, así como a su mecanismo de refrendación.

Tomarse esas atribuciones —consideró Márquez— es una «flagrante violación» del acuerdo general que marcó las pautas para fijar los puntos y términos de la agenda a discutir en la mesa y que fue firmado en La Habana hace exactamente un año, según recordó.

Asimismo, insistió en la necesidad de una Asamblea Constituyente para Colombia y se preguntó Márquez: «¿Por qué el Gobierno le tiene miedo a la Constituyente?», al tiempo que descartó sometimiento alguno de las FARC-EP en ningún marco jurídico con diseños unilaterales.

La forma en que se habrá de lograr la seguridad jurídica de lo que en La Habana se acuerde, debe dejarse para el punto Seis de la agenda que se refiere a la implementación, verificación y refrendación de lo pactado, agregó el comunicado.

En otra parte del texto las FARC-EP rechazan los curules que les ofreciera el Presidente para ocupar en el Congreso, luego de su eventual incorporación a la vida política nacional, mientras otros guerrilleros vayan a parar a la cárcel o condenados a la extradición.

La reanudación del diálogo estuvo precedida por una comunicación dada a conocer el domingo y en la que el máximo jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, acusó al mandatario colombiano de pretender arrinconar al grupo rebelde con su propuesta de validar los eventuales acuerdos de paz con un referendo y sostuvo que Santos recurre a ese proceso para buscar su reelección.

Por su parte, el equipo de paz del Gobierno, encabezado por el ex vicepresidente Humberto de la Calle, arribó a la sede de las conversaciones en el Palacio de Convenciones de La Habana sin realizar comentarios a la prensa.

Sin embargo, el domingo, De la Calle aseveró en una declaración a la prensa que el proyecto de ley busca que «los referendos tengan lugar en concurrencia con otras elecciones» y con «un solo propósito»: mayor participación y ampliar la democracia en Colombia.

Mientras, ambas delegaciones emitieron en la tarde de este lunes otro comunicado de prensa conjunto donde informan que luego de reunirse con funcionarios de la Oficina de Naciones Unidas en Colombia y el Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional decidieron la organización de un foro de participación ciudadana sobre el tema de la solución al problema de las drogas ilícitas, tercer punto de la agenda que siguen las partes en las deliberaciones de paz, con el objetivo de  ofrecer un espacio de diálogo democrático para que los ciudadanos y las organizaciones de toda Colombia hagan sus propuestas sobre este punto de la agenda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.