Obama decidió atacar, pero pedirá permiso a Congreso

Bandas armadas admiten ser responsables del uso de armas químicas. Expresa Irán respaldo a Damasco

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 31.—El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó esté sábado que ha tomado la decisión de llevar a cabo una «acción militar» contra Siria, aunque aclaró que buscará la autorización del Congreso, el cual se encuentra en receso hasta el 9 de septiembre, pero podría ser convocado con urgencia antes de esa fecha.

«Tras una deliberación cuidadosa he decidido que Estados Unidos debe llevar a cabo una acción militar contra objetivos militares del régimen sirio», anunció el mandatario en una comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca acompañado de su vicepresidente, Joseph Biden, mientras decenas de activistas por la paz coreaban «Manos fuera de Siria» frente a la mansión ejecutiva de Washington DC.

Obama, que la víspera habló de un golpe «corto» y «limitado», en el que probablemente emplearían armamento misilístico, agregó que el ataque «puede ser efectivo mañana, dentro de una semana o un mes a partir de ahora. Nuestro jefe militar conjunto nos dijo que estamos listos para atacar cuando decidamos hacerlo».

Así, respondía también a la solicitud de la denominada Coalición Nacional Siria (Cnfros), principal grupo de la oposición, que pide a Occidente una intervención militar «amplia y fuerte» que reduzca la capacidad bélica de Damasco, aunque ya Estados Unidos había advertido que su ataque sería breve y limitado.

La Casa Blanca da por probado que el Gobierno del presidente Bashar al-Assad fue el responsable del ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco, a pesar de que los grupos armados y mercenarios que buscan derrocar por la fuerza al ejecutivo sirio admitieron su responsabilidad en los ataques.

De acuerdo con encuestas de NBC, casi el 80 por ciento de los ciudadanos estadounidenses considera que Obama debiera recibir la aprobación congresional antes de usar la   fuerza contra Siria, aunque el sondeo mostró una nación dividida con respecto a la guerra.

Según el sondeo de la cadena televisiva, el 50 por ciento de los estadounidenses cree que su país no debe intervenir en Siria, pero el otro está a favor de una acción militar limitada al lanzamiento de misiles crucero.

Obama aseguró que no desea poner soldados sobre el terreno, pero mostró la prepotencia al señalar: «Somos Estados Unidos y no podemos ignorar lo que ocurrió en Damasco», emplazando al Congreso y demandando su apoyo cuando dijo: «No estamos dispuestos a ignorar nuestra responsabilidad».

Junto a los manifestantes convocados por Code Pink y la Coalición Answer, reunidos desde hace un par de días frente a la Casa Blanca, otros protestaron en Nueva York, contra la guerra ante un centro de reclutamiento militar y también algunas decenas hicieron vigilia frente a la residencia del secretario de Estado, John Kerry, en Beacon Hill, Boston, con igual reclamo: «Manos fuera de Siria».

También se registraron marchas en la capital de Gran Bretaña, con una concentración en la Plaza Trafalgar y un plantón frente a Downing Street 10 —residencia del primer ministro David Cameron—, organizadas por Stop the War (Paren la guerra), celebrando la decisión del Parlamento de no acompañar una posible intervención estadounidense en Siria.

Revelaciones sobre las armas químicas

En una declaración al reportero Dale Gavlak, que reprodujo antiwar.com, mercenarios sirios de Gouta, un suburbio de Damasco, admitieron su responsabilidad en el ataque perpetrado con armas químicas el pasado 21 de agosto.

Los elementos armados señalaron que se trató de un «accidente» debido a que ellos no estaban debidamente entrenados sobre cómo manejar las armas químicas que les proporcionó el jefe de la Inteligencia saudita, el príncipe Bandar bin Sultan.

Abu Abdel Moneim, padre de uno de los elementos de la oposición, dijo a Gavlak: «Mi hijo vino hace dos semanas y me preguntó lo que pensaba que eran las armas que él tenía que llevar», describiendo a algunas como «una estructura en forma de tubería», mientras que otras parecían «una botella de gas». El padre citó el nombre del militante saudita que        proporcionó las armas: Abu Ayesha, jefe de un batallón de combate.

Residentes de Goutha, de acuerdo con este reporte, refirieron que los armados antigubernamentales estaban utilizando las mezquitas y casas privadas para dormir mientras se almacenaban las armas en los túneles.

Chantajes tras el telón

Se recuerda que el periódico británico The Daily Telegraph aseveró recientemente en un artículo que Bandar ofreció al presidente ruso, Vladimir Putin, petróleo barato a cambio de que retirara su apoyo a Siria.

Otra historia de chantajes la revela la agencia AhlulBayt News Agency, según la cual Estados Unidos le propuso a la República Islámica de Irán cancelar las sanciones económicas y reconocer los derechos al desarrollo del programa nuclear persa a cambio de que Teherán abandone su apoyo a Siria.

Según el reporte, el Sultán de Omán, Qaboos bin Said, transmitió la propuesta a los líderes iraníes durante su reciente reunión con el imam Sayyed Alí Jameneí, quien rechazó el chantaje y afirmó que cualquier ataque occidental contra Siria enfrentaría una tormenta incontrolable de respuestas militares.

De visita en Damasco, el asesor de seguridad iraní, Alaedin Boruyerdi, patentizó este sábado el respaldo de Teherán al Gobierno de Al-Assad frente a un ataque militar extranjero.

Boroujerdi, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, dijo a los periodistas que esta es una «posición firme y de principios», citó EFE.

El parlamentario iraní también destacó que su país «informó oficialmente» a  Washington en 2012, que los denominados grupos rebeldes sirios tenían armas químicas, pero «desgraciadamente Estados Unidos no tuvo en cuenta esta advertencia», dijo Boroujerdi.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.