Pide Maduro a Obama una oportunidad para la paz - Internacionales

Pide Maduro a Obama una oportunidad para la paz

Congreso estadounidense no detendría ataque contra Siria, dijo John F. Kerry

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, septiembre 2.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, envió al mandatario estadounidense, Barack Obama una carta donde le pide darle una oportunidad a la paz y evitar una acción militar en Siria.

La misiva,  escrita por el primer Presidente chavista «en nombre del pueblo del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Hugo Chávez», pretende llamar a Obama a la «reflexión con respecto a la injusta, nefasta y aterradora posibilidad de una intervención militar estadounidense contra el pueblo de Siria».

Quiero transmitirle una convicción: somos millones de hombres y mujeres de todo el planeta quienes asumimos el derecho a exigirle que deseche definitivamente la posibilidad de una aventura bélica contra el noble pueblo de Siria, como cantaba el inmenso John Lennon: todos hablamos de darle una oportunidad a la paz, agrega.

En otra parte del texto, el mandatario bolivariano pide al Jefe de la Casa Blanca recordar sus raíces afrodescendientes y el legado de luchadores sociales como Martin Luther King o Malcolm X, así como la oposición que el hoy Presidente de EE.UU. mostró hace una década en la víspera de la invasión a Iraq.

El sucesor del Presidente Hugo Chávez, instó a dejar que «el pueblo sirio dirima por sí mismo sus conflictos bajo el sagrado derecho a la libre determinación que inviste a todas las naciones soberanas; que salgan de Siria todas las fuerzas mercenarias que ya han causado tanta destrucción y tanta muerte.

«Como decía el propio Comandante Chávez, se trata de un nuevo Armagedón. En un mundo bajo la amenaza cierta de la guerra permanente, nadie está a salvo. ¿Ese es el mundo que usted quiere? ¿Un mundo donde impere la paz de los cementerios?», le cuestiona Maduro al mandatario de EE.UU.

La carta —agrega— tiene como único objetivo su « amor por la paz» por lo que le  pide a Obama parar la maquinaria bélica estadounidense que ha sido puesta en marcha.

«Yo aspiro y espero que el llamado que le he hecho en esta carta no caiga en el vacío, yo aspiro y espero que usted proceda a detener la maquinaria bélica que ya ha puesto en marcha, yo aspiro y espero que usted haga cesar el redoble fúnebre de los tambores de la guerra sobre Siria», y concluye su misiva con un enfático: «¡No a la guerra!».

¿Qué poder tiene el congreso?

WASHINGTON, septiembre 2.— Aunque algunos legisladores estadounidenses anticipan que se opondrán a un ataque contra Siria, cuando el presidente de la nación, Barack Obama someta el tema al debate del Congreso, el jefe de la Casa Blanca podrá pasar por encima de una decisión negativa acordada en esa instancia, aseguró el secretario de Estado, John F. Kerry, uno de los mayores defensores dentro del Gobierno de la agresión a la nación árabe.

Kerry insistió en que el presidente Obama tiene derecho a atacar Siria, independientemente de lo que decida el Congreso, el cual debe discutir ese asunto a partir del 9 de septiembre, cuando culmina su receso del verano y retoma sus sesiones.

El senador republicano John McCain exhortó este lunes a los demás legisladores a votar a favor de la propuesta de Obama para el uso de la fuerza militar contra Siria.

«Si el Congreso rechaza una resolución como esta después de que el presidente de Estados Unidos ya se comprometió a tomar acciones, las consecuencias serían catastróficas», dijo McCain a periodistas después de una reunión con el mandatario demócrata en la Casa Blanca. Una declaración que mostró la arrogancia y la prepotencia imperiales.

La Casa Blanca, en tanto, dijo que estaba preparada para revisar el borrador de resolución que autoriza el uso de la fuerza militar contra Siria, a fin de aliviar las preocupaciones de los legisladores.

Según el congresista republicano estadounidense Buck McKeon, quien encabeza el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, existe la posibilidad de un fracaso de los planes de ataque contra ese país árabe, debido a «las imprecisiones» de la Casa Blanca.

El legislador reiteró que apoya una acción militar contra el Gobierno de Bashar al-Assad, pero dijo que Obama afectó la reputación de EE.UU. al señalar que el empleo de armas químicas sería el detonante para iniciar una medida de fuerza contra Damasco, y ahora no está claro si cumplirá su promesa, citó PL.

Para McKeon, el jefe de la oficina oval esperó demasiado para buscar el apoyo del Congreso a sus intenciones de usar la fuerza contra la nación levantina, porque eso debió hacerlo incluso antes de señalar que el supuesto uso de sustancias letales sería la línea roja tras la cual se produciría una respuesta bélica contra Siria.

Añadió que no tiene dudas de que los servicios armados poseen las capacidades necesarias para dicha agresión, pero la falta de recursos financieros ha golpeado de manera preocupante la disposición combativa de los militares en los últimos dos años.

El congresista también criticó a Obama por no hacer todo lo necesario para resolver la crisis fiscal que actualmente afecta al país y en particular a las fuerzas armadas estadounidenses, y añadió que este es un momento apropiado para mostrarles a los uniformados que contarán con los fondos suficientes para cumplir sus misiones.

Por su parte, el Gobierno francés no someterá a votación en el Parlamento su participación en la posible intervención militar en Siria, como lo piden dirigentes de la oposición, porque el Presidente es el jefe del Ejército, en virtud de la Constitución, y tiene poderes para ordenar una intervención, explicó la presidenta de la Comisión de la Asamblea Nacional de Asuntos Exteriores, Elizabeth Guigou.

Indicó que no tiene ningún sentido celebrar una votación, y valoró además que Francia quedaría en una situación complicada si su Parlamento votara a favor de actuar en Siria y luego el Congreso de Estados Unidos votara en contra, lo que obligaría a París a atacar en solitario.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.