Cancillería rusa presenta pruebas para detener agresión contra Siria

Expertos demuestran que durante un ataque ocurrido en una localidad cercana a Alepo, se empleó una sustancia utilizada por países occidentales como arma química durante la Segunda Guerra Mundial

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, septiembre 5.— La cancillería rusa publicó este jueves en su sitio web un informe elaborado por expertos en armas químicas basado en muestras provenientes de la localidad de Khan al Asal, cercana a Alepo, Siria, donde un ataque químico de opositores mató a 26 personas el 19 de marzo último.

Según aclara la fuente este reporte se da a conocer ante las múltiples filtraciones de materiales en Occidente, los cuales imputan el uso de sustancias tóxicas al gobierno del presidente Bashar al-Assad para justificar una agresión armada.

El informe de 100 páginas fue entregado en julio al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con pruebas de que el cohete disparado en Khan al Asal era de fabricación casera, similar a los que integrantes de la brigada opositora Bashair al Nasr ensamblan en el norte de Siria, reporta PL.

Añade el documento que el explosivo utilizado fue el RDX o hexógeno, el cual no se utiliza en las municiones del Ejército, y que las muestras recogidas en el escenario de los hechos contenían el letal gas nervioso sarín.

De igual modo, precisa que fueron halladas trazas de disopropilfluorofosfato (DFP), sustancia empleada por países occidentales como arma química durante la Segunda Guerra Mundial.

La nota del Ministerio de Asuntos Exteriores concluye con una expresión de beneplácito ante el anuncio de que inspectores de la ONU regresarán en fecha próxima a Siria para continuar las pesquisas, y pondrán especial interés en Khan al Asal.

A la par de los esfuerzos diplomáticos, una muestra de la voluntad rusa de impedir la inminente agresión contra Siria es el reforzamiento de su grupo naval operativo en el Mediterráneo, al cual se sumará a mediados de septiembre el crucero lanzamisiles Moskva.

El ministro de Asuntos Exteriores Serguei Lavrov, y otros integrantes del liderazgo ruso han reiterado que Moscú no entrará en combate contra nadie si se materializa una agresión contra Siria.

Sin embargo, sus esfuerzos políticos y militares demuestran la voluntad del Kremlin de evitar un conflicto que según el politólogo ruso Leonid Savin tiene como objetivo estratégico imponer a Moscú y China la hegemonía de Washington y sus aliados, destaca Prensa Latina.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.