Rusia y EE.UU. seguirán negociando sobre Siria

Medios internacionales destacan declaraciones no oficiales de Ban Ki-moon hechas con micrófono abierto «accidentalmente»

Autor:

Juventud Rebelde

Ginebra, septiembre 13.— Las delegaciones de Rusia y Estados Unidos seguirán negociando sobre el arsenal químico sirio con la intención de alcanzar un acuerdo considerado vital para evitar una acción militar estadounidense contra el presidente Bashar al-Assad.

Fuentes diplomáticas dijeron que Rusia había entregado al final de la tarde del viernes una propuesta detallada a su contraparte estadounidense sobre cómo retirar y destruir las armas químicas en Siria y que una respuesta positiva permitiría continuar con las conversaciones, comentó EFE.

Acompañados de sendas delegaciones de expertos en armas químicas, desarme y seguridad, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, se reunieron por segundo día consecutivo para analizar un plan inicial presentado por Moscú, así como una contrapropuesta de Washington.

Al respecto, una comisión de inspectores de la ONU, que visitó e investigó en lugares donde se denunció el uso de armas químicas en Siria, hará público su informe la semana próxima. Washington y sus aliados acusan al Gobierno sirio, mientras Moscú responsabiliza a los grupos armados opositores. La reunión entre Lavrov y Kerry busca justamente cerrar los detalles de un complejo plan para retirar las armas químicas en el país levantino.

Ambos responsables de Exteriores reconocieron, aunque con distintos matices, que acabar con las armas químicas en Siria será un paso fundamental para reanudar el proceso diplomático que permita a las partes beligerantes sentarse a negociar y detener las hostilidades, agregó la agencia noticiosa.

En favor de este esfuerzo diplomático ambos anunciaron su voluntad de reunirse en Nueva York alrededor del próximo día 28 para intentar fijar una fecha para la conferencia de paz sobre Siria.

Por otra parte, los medios internacionales destacaban las declaraciones del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que interpretaron como una acusación al presidente Al-Assad, aunque al parecer no fue explícitamente mencionado en la conferencia de prensa y, aseguran que sí ante un micrófono «accidentalmente» abierto.

«Hay pruebas abrumadoras» del uso de armas químicas en Siria y acusaciones de «crímenes contra la humanidad» y ANSA cita a Ban diciendo que estaba «seguro de que habrá un proceso para asegurar la rendición de cuentas de Assad, cuando esté terminado».

«Palabras pronunciadas por accidente ante micrófonos, en una reunión que no se suponía que debía ser pública, porque oficialmente Ban aún no ha leído el informe completo. Así lo explicó luego un portavoz, pero esas palabras ya habían dado vuelta al mundo y eran tan pesadas como piedras», comentó ANSA.

«Estoy convencido de que en el informe de los inspectores se demostrará abrumadoramente que se han utilizado armas químicas en Siria», repitió Ban Ki-moon, en Nueva York, a pocas horas del anuncio del jefe de la misión de expertos de la ONU, Ake Sellstrom, del cierre de las investigaciones sobre el uso de gas tóxico.

Sin embargo, desde hace días el Departamento de Estado de EE.UU. se ha dedicado a «filtrar» a los medios el informe de la Comisión de la ONU que, al parecer, fue elaborado sobre la base de «testimonios y otras fuentes de información» en áreas bajo control de los grupos armados.

Hace varios meses, Damasco había hecho denuncias del uso de armas químicas por parte de la oposición armada, pero nunca fueron tomadas en cuenta para una pesquisa de la ONU, recuerdan algunos analistas.

En Nueva York, Francia ha distribuido un nuevo proyecto de resolución vinculante de la ONU, en el que se impondría un calendario estricto a las autoridades sirias para el control internacional de armas químicas o de lo contrario se aplicaría el Capítulo 7, o sea, el uso de la fuerza.

DPA, por su parte afirma que en un encuentro con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi, Kerry también dejó claro que Estados Unidos mantiene su amenaza de un ataque contra Siria, indicaron fuentes de la delegación estadounidense.

El presidente Al-Assad solicitó el jueves a Naciones Unidas sumarse a la Convención sobre Armas Químicas, que prohíbe su uso, producción, almacenamiento o proliferación. No obstante, condicionó su colaboración a que Estados Unidos deje de amenazar con un ataque militar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.