Hablan las FARC-EP de avances modestos en las negociaciones

Este jueves las partes iniciaron un nuevo ciclo de conversaciones, que arrancó con la presentación por parte de la guerrilla de un Primer Informe sobre el estado de las pláticas

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) catalogaron de «modestos» los avances alcanzados luego de más de diez meses de instalada la mesa de paz en La Habana con el Gobierno de Juan Manuel Santos y negaron su responsabilidad en la falta de celeridad del proceso, situación a la cual se ha referido el ejecutivo colombiano en reiteradas ocasiones.

Este jueves las partes iniciaron un nuevo ciclo de conversaciones, que arrancó con la presentación por parte de la guerrilla de un Primer Informe sobre el estado de las pláticas, texto que ya había sido anunciado la semana pasada por Timoleón Jiménez, máximo jefe de la guerrilla.

Luego de 14 ciclos de intercambios en los que las FARC-EP han puesto sobre la mesa cerca de 200 propuestas mínimas para resolver los problemas rurales y los de participación política y ciudadana, y se han engrosado unas 25 cuartillas de acuerdos parciales, «los alcances son modestos», indicó el informe leído ante los medios de prensa por el jefe de la delegación insurgente a la negociación, Iván Márquez.

El documento pretende mostrar lo que sucede en los diálogos y repasa varios asuntos abordados en la mesa, aunque no aporta revelaciones sustanciales sobre las negociaciones iniciadas en noviembre de 2012.

Las FARC-EP argumentan que no existe ninguna restricción para hablar de lo acordado y, contrariamente a la reserva mediática que defiende el Gobierno, la guerrilla recordó que el acuerdo de La Habana —firmado por ambas partes en agosto de 2012— contiene cláusulas de discreción pública sobre sus discusiones, pero no sobre lo convenido.

En referencia al retraso en el debate sobre el tema de participación política, que se discute desde junio pasado, la organización guerrillera explicó que se debe a la necesidad, convenida por las partes, de acordar instrumentos que harán más cercana la posibilidad de consensos.

Las demoras derivadas al variar el orden de discusión temática de la agenda, por el motivo de analizar otros asuntos de interés nacional, «no son responsabilidad de las FARC y en tal sentido no pueden ser tomadas como factor para fustigarnos o conminarnos a una celeridad que no ha faltado», remarcó Márquez.

Al concluir el ciclo anterior de diálogo, Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental —y quien esta vez tampoco ofreció declaraciones a la prensa—, calificó de importante, aunque insuficiente, lo alcanzado hasta el momento. También el propio presidente Santos ha instado a darle celeridad al proceso para llegar a un acuerdo antes de fin de año.

No obstante, en este Primer Informe, las FARC-EP reconocen la voluntad del Gobierno de avanzar en el diálogo y confían en conciliar los problemas aún sin resolver.

Otros temas abordados por las FARC en el documento analizan los polémicos asuntos del Marco Jurídico para la Paz y el Referendo Constitucional, dos proyectos impulsados por el ejecutivo colombiano que la guerrilla insiste en desconocer. La insurgencia rechazó nuevamente la unilateralidad del ejecutivo colombiano al decidir sobre ello.

También se refirieron al tema de las víctimas e insistieron en que se establezca una Comisión de la Verdad Histórica, con participación internacional, y un resarcimiento que incluya la obligación para las partes del perdón colectivo, así como un pacto de «nunca más» una vez alcanzada la paz.

En ese sentido, manifestaron su invitación «al país entero a un día de reflexión y contrición, en el que todos los responsables por el conflicto social armado hagan presencia masiva en todos los rincones de la patria adolorida. Un día para que se expresen los partidos tradicionales y aquellos que se han desprendido de estos como responsables que son», afirman.

Se espera que en los próximos días lleguen a la mesa de diálogo las propuestas emanadas del Foro sobre la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas, organizado por la ONU y la Universidad Nacional de Colombia, y que se llevó a cabo en Bogotá durante el receso en los diálogos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.