Plantean necesidad de avances en diálogo de paz colombiano - Internacionales

Plantean necesidad de avances en diálogo de paz colombiano

Este miércoles se retomó un nuevo ciclo de conversaciones entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia con la intención de progresar en una agenda que, desde junio pasado, sigue detenida en el tema de la participación política

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Un nuevo ciclo del diálogo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) fue retomado este miércoles con la intención de avanzar en una agenda que, desde junio pasado, sigue detenida en el tema de la participación política.

Luego de un año del anuncio formal del inicio de las conversaciones en Oslo, Noruega y a 11 meses de instalada oficialmente la mesa en La Habana, como sede habitual y permanente, las FARC-EP reafirmaron su voluntad de avanzar hacia un acuerdo final y de mantenerse en la mesa.

«Por ahora todo continuará en los ritmos y en la metodología establecida, eso sí, con renovada voluntad de avanzar hacia un acuerdo de paz», afirmó a la prensa el delegado guerrillero Andrés París.

Respondiendo a interrogantes sobre la posibilidad de ponerle fin al punto dos de la agenda al finalizar este decimosexto ciclo, París indicó que ello queda en manos de la delegación gubernamental. «Si están dispuestos en estos nueve días de deliberaciones, a incorporar al acuerdo las 99 propuestas que hemos presentado en la mesa y que contienen nuestras formulaciones para el punto de participación política, entonces creo que podemos cerrar», enfatizó.

La necesidad de ponerle celeridad a los diálogos ha sido una exigencia constante por la parte gubernamental desde hace varios ciclos atrás. El lunes último, antes de viajar a La Habana, Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno colombiano y quien al cierre del anterior ciclo culpó a la insurgencia de la lentitud del proceso, aseguró tener «instrucciones precisas» del presidente Juan Manuel Santos de acelerarlo.

«El propósito de nuestro viaje para este ciclo es avanzar, avanzar y avanzar en resultados», precisó De la Calle en una corta declaración en la Casa de Nariño.

Pero, para la guerrilla, lo más importante, más allá de los tiempos,  es que ambas delegaciones están «aferradas, atornilladas a la mesa», según afirmó, en otra parte de su intervención, Andrés París.

Desvincular el proceso de paz del período electoral que culmina en el país en mayo próximo y donde podría ser reelegido el actual mandatario, es una petición del político y ex jefe de Gobierno, Álvaro Leyva, que las FARC-EP aplaude, y espera escuchar la opinión de la contraparte gubernamental.

Leyva, según lo calificó Andrés París, es una personalidad de la política y un luchador por la paz en Colombia, y opina que vincular el proceso de paz a la próxima contienda electoral «interfiere y pone en peligro la serenidad y estabilidad para que el proyecto de conciliación alcance la meta buscada».

Propone además un armisticio, es decir, un cese bilateral de las hostilidades, que se inicie el 19 de noviembre próximo, día en que se cumple el primer año de instalada la mesa en La Habana.

La insurgencia espera que «el Gobierno nacional abra las puertas para que Álvaro Leyva pueda explicarle a las partes el contenido de su interesante iniciativa, la cual podría jugar un papel muy importante en la actual coyuntura», valoró París.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.