Llaman a protestas en Washington contra el espionaje masivo

Se tensan relaciones de EE.UU. con sus aliados

Autor:

Juventud Rebelde

Washington, octubre 25.— Más de un centenar de grupos, compañías y figuras públicas han llamado a una protesta para este sábado en Washington D.C. bajo el lema «Paren de espiarnos. Concentración contra la  vigilancia masiva».

Edward Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) que ha filtrado decenas de miles de documentos sobre el espionaje estadounidense a ciudadanos, jefes de Estado y otros altos funcionarios de prácticamente todo el mundo, emitió una declaración donde urge a la asistencia a esa convocatoria en la capital de Estados Unidos.

Snowden dice en su apelación a manifestarse: «Hoy, ningún teléfono en Estados Unidos hace una llamada sin que deje un registro en la NSA. Hoy, ninguna transacción en internet entra o sale de Estados Unidos sin que pase a través de las manos de la NSA. Nuestros representantes en el Congreso nos dicen que esto no es espionaje. Ellos están equivocados… Únanse a nosotros enviando un mensaje: Paren de espiarnos».

La protesta, programada por los activistas estadounidenses para este sábado, coincide con lo que Democracy Now califica en su página web de «pandemonium diplomático» sobre el continuo espionaje de la NSA fuera de las fronteras estadounidenses.

Al anuncio de la protesta hecha por Democracy Now se une el reporte del diario The Washington Post acerca de que la oficina del director nacional de Inteligencia de Estados Unidos avisó en secreto a sus aliados sobre la posible revelación de operaciones conjuntas de espionaje contra varios países.

Según el periódico, citado por PL, funcionarios de esa dependencia advierten a sus similares de que Edward Snowden obtuvo 30 000 documentos de la red JWICS (Sistema Conjunto Mundial de Comunicaciones de Inteligencia), la cual integra las bases de datos secretos de los departamentos de Defensa y de Estado, así como de otras agencias de seguridad y espionaje.

El proceso de avisos es complejo y muy parecido al puesto en marcha tras las revelaciones del sitio alternativo Wikileaks en 2010, aseguró el rotativo citando fuentes oficiales, y agregó que Snowden podría sacar a la luz la existencia de una cooperación en materia de espionaje con países o departamentos de gobiernos extranjeros sin el conocimiento de sus máximas autoridades. The Post precisó que en algunos reportes hay detalles de operaciones contra Irán, Rusia y China.

Los diarios Le Monde y The Guardian dieron a conocer esta semana detalles de la interceptación de mensajes y llamadas telefónicas por parte de la NSA a los mandatarios y empresas de al menos 35 países.

Según ANSA, el Gobierno francés sospechó del espionaje norteamericano ya en 2012, y pidió explicaciones a Estados Unidos en un clima de «tensiones y desconfianza», reveló el diario Le Monde, basándose en un análisis de documentos divulgados por Snowden.

Por su parte, el presidente Francois Hollande aseguró este viernes que supo del espionaje desde que asumió, que el ciberataque proyectado fue desarticulado y que «la seguridad de las instalaciones fue reforzada».

El Gobierno español ha convocado para el próximo lunes en el Ministerio de Asuntos Exteriores al nuevo embajador de EE.UU. en España, James Costos, para recabar información sobre el espionaje de Estados Unidos a España, dijo a su vez EFE, que citó al titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo.

Desde Bruselas, Rajoy declaró que el espionaje no cabe entre países «amigos y aliados», aunque precisó que el Gobierno español no tiene constancia de que haya habido espionaje de EE.UU. a dirigentes políticos españoles.

Desde Washington, la agencia DPA dijo que la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, confirmó que Estados Unidos espera la visita en las «próximas semanas» de una delegación alemana a raíz del escándalo de escuchas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y su «presunta» intervención del celular privado de la canciller Angela Merkel, aunque dijo que la agenda está siendo aún elaborada.

Según confirmaron fuentes diplomáticas en Nueva York a la agencia DPA, Alemania y Brasil —otro de los países que más fuertemente han protestado por las supuestas escuchas de la NSA a sus líderes— están preparando una resolución conjunta en Naciones Unidas contra el espionaje de las comunicaciones electrónicas. La revista Foreign Policy ya había adelantado el proyecto binacional en su edición digital.

La presidenta Dilma Rousseff ha instruido llevar el caso al Consejo de Seguridad, a la Asamblea General de la ONU, y al Alto Comisariado de los Derechos Humanos, aseguró ANSA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.