España y Estados Unidos se reunen por denuncias de espionaje masivo

Datos publicados en la prensa refieren que Washington espió 60 millones de llamadas telefónicas del país ibérico entre diciembre de 2012 y enero de este año

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, octubre 28.— En una reunión con el embajador norteamericano en Madrid, James Costos, el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, trasmitió al diplomático su preocupación por datos publicados en la prensa referidos a que Washington espió 60 millones de llamadas telefónicas nacionales entre diciembre de 2012 y enero de este año.

Según refiere Prensa Latina, Méndez de Vigo afirmó que de ser cierto, sería inaceptable entre países amigos.

Al pedir aclaraciones sobre el tema, subrayó la importancia de preservar el clima de confianza en las relaciones bilaterales y de conocer el alcance de unas prácticas que «son impropias e inaceptables entre socios y países amigos», precisó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por su parte James Costos guardó silencio y se negó a ofrecer declaraciones a la prensa internacional, al salir de la reunión privada que sostuvieron ambos funcionarios en la sede de la Cancillería española.

La corresponsal de teleSUR en España, Hilda Salas señaló que, hasta el momento, tampoco se han ofrecido declaraciones oficiales por parte del Ejecutivo español. Sin embargo, se espera que en el transcurso sea difundido un comunicado oficial y por escrito que informe sobre los detalles y resultados del encuentro.

El presidente Mariano Rajoy informó el viernes pasado, desde Bruselas (capital de Bélgica), que había dado instrucciones a la Cancillería para que convocara al embajador Costos. Asimismo, señaló que el Ejecutivo no tiene constancia alguna del espionaje sobre dirigentes políticos, pero aseguró que espiar es impropio de una relación entre «socios y aliados».

Igualmente, explicó que hasta no tener toda la información y una «total y absoluta certeza» de lo ocurrido, no tiene previsto adoptar ninguna medida, esto ante la posibilidad de encargar una investigación al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En ese sentido, la prensa española reseña que el Gobierno de Rajoy decidió dar una respuesta de «bajo», ya que «su objetivo es no deteriorar la estrecha colaboración entre los servicios secretos de ambos países».

Medios españoles revelaron este lunes que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por su sigla en inglés) espió alrededor de 60 millones de llamadas telefónicas en España, en el lapso comprendido entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de este año, de acuerdo con documentos filtrados por el exanalista de la NSA, Edward Snowden.

El diario británico The Guardian reveló el pasado jueves que EE.UU. ha monitoreado las conversaciones telefónicas de 35 líderes mundiales, entre ellos los de España, Alemania y Brasil.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.