Irán y las seis grandes potencias llegan a acuerdo sobre programa nuclear

En la noche del sábado, el Grupo 5+1 (Rusia, Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán acordaron sobre el programa nuclear de la República Islámica, reconocer el derecho de la nación persa a enriquecer uranio. El programa será sometido a un estricto control de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA)

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, noviembre 24.— Luego de más de cuatro días de intensas negociaciones, Irán y las seis grandes potencias alcanzaron un acuerdo parcial sobre el programa nuclear de Teherán, calificado como un paso importante para restaurar la confianza, reporta Prensa Latina.

El país persa y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China) más Alemania, lograron un pacto según el cual Irán reducirá su plan de desarrollo atómico a cambio de una disminución de las sanciones económicas.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, y el guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, saludaron el acuerdo con las grandes potencias.

El presidente iraní, Hasan Rohani, calificó como un éxito el acuerdo, que reconoce los derechos de su pueblo a desarrollar esta tecnología con fines pacíficos, a la vez que disipa las dudas sobre los objetivos de este programa.

En conferencia de prensa al término de la reunión, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Javad Zarif, declaró que lo pactado va en la dirección correcta para restaurar la confianza.

Sin embargo, agregó, se trata de un primer paso y ahora todas las partes deben seguir trabajando juntas y sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo para garantizar el resultado a largo plazo.

El canciller afirmó que las potencias reconocieron el derecho de su país a enriquecer uranio y recordó que el Tratado de No Proliferación Nuclear no priva a los Estados firmantes de desarrollar esa tecnología con fines pacíficos.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton, quien coordinó las negociaciones en nombre del llamado grupo de los 5+1, consideró el acuerdo como un «avance muy significativo para el desarrollo de nuestras relaciones».

Tras las negociaciones, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, afirmó que gracias a este entendimiento «todos ganan y nadie pierde».

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también instó a la comunidad internacional a apoyar el acuerdo alcanzado sobre el programa nuclear de Irán, refiere Telesur.

«Llamamos a todos los miembros de la comunidad internacional a respaldar este proceso, que si permitimos su éxito, pudiera traer un beneficio duradero para todas las partes», señaló a través de su portavoz.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también se pronunció luego de finalizadas las negociaciones. Dijo que Irán ahora debe probarle al mundo que su programa nuclear solo tiene fines pacíficos, y que no habrá sanciones por seis meses contra la nación persa si esta cumple el acuerdo.

«Irán de ahora en adelante debe enfrentar las consecuencias. El Congreso de Estados Unidos con su dos partidos ha trabajado duro para alcanzar este acuerdo», sostuvo Obama durante una conferencia de prensa desde Washington.

Declaró que el acuerdo logrado sobre el programa nuclear iraní «impide el camino más evidente» a que Irán logre una bomba atómica.

«Irán debe saber que la prosperidad de su país no llegará de las manos de armas nucleares. No hay razones para no creer en el acuerdo alcanzado. Solo la vía diplomática podría resolver estas diferencias, de manera pacífica», aseveró el Mandatario estadounidense.

Agregó que este ha sido el paso más importante, «no será fácil, hay muchos desafíos que nos esperan para el futuro».

Israel, el descontento

El ministro de Inteligencia de Israel, Yuval Steinitz, encargado de supervisar el programa nuclear de Irán, dijo que no hay razón para que el mundo celebre, pues a su juicio, el acuerdo del sexteto se basa en el «engaño».

Israel señala que el acuerdo alcanzado entre el sexteto (conformado por Rusia, EE.UU., China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán era «malo» y que la República Islámica se había salido con la suya, pues le permite obtener un levantamiento parcial de las sanciones sin renunciar a la totalidad de su programa nuclear.

En la noche del sábado, el Grupo 5+1 (Rusia, Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán acordaron en Ginebra (Suiza) sobre el programa nuclear de la República Islámica, reconocer el derecho de la nación persa a enriquecer uranio. El programa será sometido a un estricto control de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Según el acuerdo, Irán tendrá que neutralizar el 20 por ciento de sus existencias de uranio enriquecido. Además, concederá a la OIEA acceso a las instalaciones para la producción y el almacenamiento de centrifugadoras.

El gobierno iraní se comprometió a procesar uranio por debajo del 5 por ciento, lo cual es suficiente para su uso civil. Asimismo, no seguirá expandiendo las plantas nucleares de Fordo y Natanz, ni la planta de agua pesada de Arak, en construcción y donde —una vez que empiece a operar— se podría producir plutonio.

Según el acuerdo, Irán tendrá acceso a 4 200 millones de dólares en divisas como parte del alivio de las sanciones que se contemplan. Si el pacto provisional se mantiene, las partes negociarán de una etapa final para asegurar que Irán no construya armas atómicas, refiere el diario argentino La Nación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.