Pide FARC-EP políticas alternativas para el cultivo de la hoja de coca

La insurgencia retoma y pone sobre la mesa las propuestas de desarrollo alternativo que presentara el fallecido Comandante de las FARC-EP Manuel Marulanda

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

El problema del cultivo de la hoja de coca no puede ser tratado de medio de la vía militar, sino a través de propuestas gubernamentales de desarrollo alternativo en las que se vean beneficiadas los eslabones más débiles de este negocio, según consideraron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) desde La Habana.

Al hacer su declaración de cada mañana, la guerrilla, a través de su máximo representante a estos diálogos de paz, Iván Márquez, recordó que la guerra contra el narcotráfico, que con presencia extranjera se ha llevado a cabo en Colombia, se erige únicamente contra los cultivadores de la hoja de coca, los procesadores primarios y los consumidores, mientras que los principales beneficiarios —narcotraficantes, altos funcionarios del Estado, fuerza militar y policía, empresarios y banqueros— amasan grandes fortunas.
Márquez apuntó que la insurgencia retoma y pone sobre la mesa las propuestas de desarrollo alternativo que presentara a su contraparte gubernamental el fallecido Comandante de las FARC-EP Manuel Marulanda, en los fracasados diálogos de paz en San Vicente del Caguán en la década de los años 90.

Aquellas propuestas continúan vigentes en sus aspectos esenciales y sirven de referente para ser complementado y rediseñado en  la mesa de La Habana.

En su análisis, Márquez rechazó las acusaciones de «narco-guerrilla y narcoterrorismo» imputadas a las FARC-EP y explicó su origen en la necesidad de la derecha, orquestada por los grandes emporios comunicativos, de buscar un nuevo enemigo tras la desaparición del bloque comunista soviético.

Márquez defendió la permanencia de la coca con fines medicinales, posición opuesta a la del Gobierno, que se pronuncia por la prohibición del cultivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.