Abrazos en Cotopaxi

Una pequeña representación de los jóvenes que asisten al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes compartieron con colaboradores cubanos de la salud en Ecuador

Autores:

Mayte María Jiménez
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

LATACUNGA, Cotopaxi, Ecuador.— El camino se hace muy angosto por tramos, las sinuosidades de la topografía y la presión por la altura tienden a causar vértigos. Llevamos el cansancio del día anterior todavía a cuestas, pero nos sentimos animados. Las vistas siguen asombrándonos, aunque sabemos que pudiera haber más emociones al llegar a nuestro destino, a más de dos horas de Quito, si vamos en un auto ligero.

Cotopaxi es una fracción mediterránea en medio de la cordillera de los Andes. El territorio debe su nombre al volcán activo más alto del mundo, ubicado a 5 897 metros sobre el nivel del mar. Es una de las 24 provincias con las que cuenta la República ecuatoriana. Y en su capital, la ciudad de Latacunga, está el centro oftalmológico Eloy Alfaro, uno de los tres de este tipo que prestan servicios en la nación. Hasta este lugar llegó una pequeña representación de los jóvenes que asisten al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, para llevarles a una treintena de médicos de la Mayor de las Antillas el calor de la tierra y compartir con ellos algunas historias y anécdotas sobre la labor que realizan aquí, y su estancia en suelo ecuatoriano.

En el grupo se encontraba el joven matancero Elián González, Aylí Labañino, hija del Héroe de la República de Cuba Ramón Labañino Salazar y la pertiguista pinareña, subcampeona olímpica, Yarisley Silva, con quienes pudieron conversar y hacer explícita la alegría que les proporcionaba esta oportunidad, en la que también estuvieron presentes Ana Teresita González, viceministra de Relaciones Exteriores; Jorge Rodríguez Hernández, embajador de Cuba en Ecuador; y Leyra Sánchez Valdivia, miembro del Buró Nacional de la UJC.

Para la doctora holguinera Yelín Vento, especializada en la labor quirúrgica del centro, la emoción se hacía doble. En primer lugar, porque es alentador tener cerca a los jóvenes, y ver cómo se empeñan en defender causas justas y ubicarse en el eje de todas las transformaciones sociales que se viven hoy en la región. Y en segundo, porque ella también participa en el festival como delegada.

Profundamente emocionada, Aylí Labañino expresó cuánto gratifica reunirse con los cubanos que cumplen misiones por su país en otras partes del mundo, como lo hiciera su padre hace más de 15 años. «No puedo venir a hablarles de lo que se siente cuando hay ausencias en la familia, porque ustedes saben lo que es eso. El día en que René salió, sentí que ese no era solo René, y que en algún momento eso lo hará también mi padre. Por eso hay que seguir multiplicando el mensaje de libertad por los Cinco dondequiera que haya un cubano honrado».

Elián González dijo sentirse emocionado por ver cómo nuestros médicos vencen no pocas adversidades y curan sin pensar en fronteras geográficas, «porque el humanismo de nuestra Isla no tiene límites».

Yarisley reconoció que le cuestan trabajo estos escenarios. Prefiere hacerse acompañar de la pértiga, aunque considera que la labor de nuestros galenos en varios países del mundo es también un salto grande.

El gobernador de la provincia de Cotopaxi, Fernando Suárez Granja, significó la importancia de contar con los profesionales de la salud cubanos en los procesos de transformación que impulsa el presidente Rafael Correa como parte de la Revolución Ciudadana. «Hay conciencia de que la historia no terminó cuando algunos así lo pensaban; la historia la construyen los pueblos. Y es por eso que hoy ponemos todas nuestras intenciones en hacer realidad el sueño de Bolívar». Reafirmó que en Ecuador también se continuará batallando por la liberación de los Cinco. «Siéntanse respaldados en la lucha».

Según informó Jorge Jiménez Armada, jefe de la misión médica en Ecuador, desde que los profesionales de la salud comenzaron a trabajar en esta nación se han realizado más de 136 000 operaciones de catarata y pterigium.

Cerca de 250 médicos prestan sus servicios hoy en Ecuador, de ellos 194 apoyan el modelo integral de salud que desarrolla el país, basado especialmente en la atención primaria, para lo cual ya se forman médicos familiares comunitarios por los propios especialistas de Cuba, agregó.

Latacunga nos dejó gratas impresiones. Desde esta zona eminentemente agrícola, marcada por el peligro de volcanes, volvimos con la emoción que aflora cuando sabemos de los nuestros. Cotopaxi es una erupción de amor y solidaridad, y en medio de ese cráter salvador están los cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.