Argentina seguirá juzgando a criminales de la dictadura

Desde 2008, con la política de derechos humanos y de restauración de la verdad y la memoria del presidente Néstor Kirchner, que continuó Cristina Fernández, la cantidad de condenados aumentó en más de un 700 por ciento

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, enero 4.— Nueve juicios contra delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) proseguirán este año en Argentina, procesos que durante 2013 condenaron a 160 represores, reflejan estadísticas oficiales.

Entre los juicios más connotados está el que se desarrolla desde el 28 de noviembre de 2012 contra los secuestros, torturas y homicidios perpetrados en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), en el cual se juzga a 67 represores —entre ellos dos civiles— por los crímenes contra 789 víctimas, reportó PL.

En el banquillo de los acusados en la causa conocida como ESMA III, se encuentran ocho aviadores navales y de la Prefectura, acusados por los denominados «vuelos de la muerte», desde los que se arrojaban prisioneros vivos al mar o al Río de la Plata.

Igualmente, en otro tribunal federal de la capital proseguirá el juicio por los crímenes cometidos en el marco del Plan Cóndor, el siniestro proyecto coordinado por la CIA con las dictaduras sudamericanas para perseguir y exterminar a opositores políticos fuera de sus propios países.

A los nueve procesos que seguirán en 2014, se incorporarán otros cuatro que comenzarán, tres en febrero y uno en abril, ya programados en tribunales de Buenos Aires y en las ciudades de Rosario, Mendoza y Jujuy.

Acorde con el informe anual de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, de los condenados el pasado año 142 fueron sentenciados por primera vez. Muestra, a su vez, que desde la recuperación del Estado de Derecho, en diciembre de 1983, han sido procesados 1 069 represores, 520 fueron condenados y 60 acusados resultaron absueltos, y solo 71 cuentan con la sentencia firme.

A partir de 2008, con la política de derechos humanos y de restauración de la verdad y la memoria del extinto presidente Néstor Kirchner —que continuó la mandataria Cristina Fernández— la cantidad de condenados aumentó en más de un 700 por ciento.

Durante 2013, el número de detenidos por crímenes de lesa humanidad fue de 114, sobre un total de 927, de los cuales el 62,1 por ciento se encuentra alojado en unidades penitenciarias y el 36,2 por ciento con detención domiciliaria.

El informe anual muestra, además, el avance de la justicia durante 2013 sobre los civiles cómplices de la dictadura y destaca la primera condena a un funcionario judicial, el ex juez Víctor Brussa por su vinculación con delitos de lesa humanidad.

Entre otros avances destacan las investigaciones sobre la complicidad del sector empresarial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.