Crisis centroafricana centra la atención en Consejo de Seguridad de ONU

En la República Centroafricana, donde casi un millón de personas han dejado sus hogares para escapar de la violencia intercomunitaria

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, enero 6.— El Consejo de Seguridad de la ONU analiza este lunes la crisis en la República Centroafricana, donde casi un millón de personas han dejado sus hogares para escapar de la violencia intercomunitaria, informa PL.

La reunión del órgano de 15 miembros ocurre después de que la semana anterior agencias de Naciones Unidas advirtieran de un deterioro en la situación, caracterizada por la inseguridad y la crisis humanitaria.

El ataque a civiles y el incremento de los desplazados -más del 20 por ciento de la población- marcan el panorama del país africano, azotado desde diciembre de 2012 por un conflicto que tuvo en marzo último el agravante de un golpe de Estado de los rebeldes Séléka, quienes derrocaron al presidente François Bozizé.

Además, medio millón de personas padecen hambre y dos millones necesitan ayuda de emergencia, lo que representa alrededor de la mitad de las residentes en la nación.

Hace un mes, la violencia escaló con los ataques y actos de venganza intercomunitarios, a partir del accionar de antiguos Séléka (mayoritariamente musulmanes) y anti-Balaka (grupos armados cristianos).

Según el vocero de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) Babar Baloch, en la República Centroafricana «hay una completa ruptura de la ley y el orden, que limita severamente el trabajo humanitario en el terrero».

El funcionario lamentó el pasado viernes que los centroafricanos permanezcan temerosos de ser blanco de la agresividad de grupos armados, lo cual explica el aumento de los desplazados hasta 935 mil, muchos de ellos concentrados en el aeropuerto de la capital Bangui.

Hace un mes el Consejo de Seguridad autorizó la intervención francesa como refuerzo de la Misión de paz africana (Misca); sin embargo, esas tropas no han podido garantizar las condiciones requeridas para el trabajo humanitario, dijo Baloch a periodistas en la sede de Naciones Unidas de Ginebra.

Sobre la palestra están reclamos como el incremento en el número de efectivos de la Misca, y la solicitud de 152 millones de dólares para garantizar durante los próximos meses la asistencia humanitaria en el terreno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.