Lamentan en Palestina que Sharon muriera sin responder por crímenes

El exgeneral y ex primer ministro murió este sábado a los 85 años de edad en un hospital israelí después de casi una década en estado vegetativo tras sufrir una hemorragia cerebral en 2006.Fue responsable del asesinato del presidente Yasser Arafat y miles de personas

Autor:

Juventud Rebelde

RAMALLAH, enero 11.— Un portavoz palestino lamentó este sábado que el ex primer ministro Ariel Sharon falleciera sin responder por sus crímenes ante un tribunal internacional, reporta PL.

El exgeneral y ex primer ministro murió este sábado a los 85 años de edad en un hospital israelí después de casi una década en estado vegetativo tras sufrir una hemorragia cerebral en 2006.

Sharon era un criminal, responsable del asesinato del presidente Yasser Arafat y nos habría gustado verlo ante la Corte Internacional juzgado como criminal de guerra, declaró aquí Jibril Rajub, un alto dirigente de la organización Al Fatah.

Nacido en 1928 de padres belarusos, Sharon se incorporó a la Haganah, una de las milicias terroristas formada por el movimiento sionista para crear el Estado de Israel, y participó en varias matanzas de civiles inermes en la Palestina bajo mandato colonial británico.

El movimiento islamista Hamas, que gobierna en la franja de Gaza, calificó la muerte de Sharon de «momento histórico que marca la desaparición de un criminal cuyas manos están cubiertas de sangre palestina».

Una de las acciones más notorias del exgeneral, conocido en sus mejores tiempos como «la aplanadora» por sus métodos expeditos en la eliminación física de nacionalistas palestinos fue la incursión en 1953 contra la aldea de Qibya en la que murieron 69 civiles, las dos terceras partes mujeres y niños que dormían.

En 1982, cuando era ministro de Defensa, apoyó la invasión de El Líbano y ordenó a las tropas israelíes cerrar los accesos a los campamentos palestinos de Sabra y Shatila en Beirut para que la milicia cristiano maronita Fuerzas Libanesas comandada por Elie Hobeika, masacrara a los refugiados palestinos.

Hobeika moriría años después en un atentado dinamitero tras ser expulsado de la agrupación armada ultraderechista.

Los cadáveres de 3 500 palestinos asesinados en ambos campamentos de refugiados fueron arrojados a basureros y en tumbas colectivas.

Una provocativa visita de Sharon, líder entonces de la ultraderechista coalición Likud, a la explanada de de las mezquitas en Jerusalén ocupada provocó el estallido de la segunda Intifada (Levantamiento, en árabe) en la que murieron más de 5 500 palestinos.

Al conocerse el agravamiento de su salud a principios de este mes, un portavoz de Hamas sentenció que «el Medio Oriente estará mejor sin él».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.