Ofrece Evo tierras a familias víctimas de aludes por lluvias

La oferta se aplica no solamente en el caso de Morochata, sino también para ayudar a familias de otras regiones que también hayan perdido sus viviendas y tierras a causa de las lluvias e inundaciones

Autor:

Juventud Rebelde

BOLIVIA, febrero 10.— El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofreció tierras en el oriente del país a las familias damnificadas por el deslizamiento ocurrido el fin de semana en el pueblo de Morochata, informó EFE.

En una rueda de prensa en la ciudad de Cochabamba, capital de la región homónima, Morales señaló que la situación de las familias que perdieron sus viviendas y terrenos de siembra «es muy grave».

«Por eso hacemos un pedido, ojalá decidan irse al oriente boliviano. El Gobierno está dispuesto a garantizar diez, 20, 30, 40, 50 hectáreas de tierras fiscales que tiene especialmente en algunos departamentos del oriente boliviano», dijo el gobernante tras visitar la zona afectada.

Agregó que esta oferta se aplica no solamente en el caso de Morochata, sino también para ayudar a familias de otras regiones que también hayan perdido sus viviendas y tierras a causa de las lluvias e inundaciones.

Las últimas víctimas mortales de inundaciones, desbordes y otros accidentes derivados de las intensas precipitaciones se registraron el pasado sábado en Bolivia, donde un cerro se desmoronó sobre el pueblo de Morochata, en el centro del país.

Los constantes aguaceros llevaron al deslizamiento en Ch’ullpa K’asaen, en el central departamento boliviano de Cochabamba, que enterró 29 casas de tres comunidades rurales.

Según Juan Vegamonte, el alcalde de la zona afectada, entre esas víctimas se encuentran siete niños, cinco mujeres y dos varones enterrados bajo la montaña, reportó PL.

Gente que llegó al lugar testimonió que «la tierra que cayó a lo largo de 500 metros sepultó casas. Solo se ven techos de paja y calamina, animales muertos y objetos enterrados. El turbión de lodo y piedras rompió paredes de la escuela y la llenó de lodo».

Morochata está a 60 kilómetros de Cochabamba, en el departamento del centro de Bolivia, donde hay 19 800 de las 46 800 familias de todo el país que, según datos oficiales, perdieron casa, tierras de cultivo y animales este año.

El Gobierno boliviano llamó a la población a preservar sobre todo la vida y garantizó que se construirán viviendas para aquellos que pierdan la propia, y se repondrán los animales o se indemnizará a los agricultores perjudicados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.