No van a quemar a Venezuela

El Jefe de Estado y el Presidente de la Asamblea Nacional llamaron a mantener la paz y no caer en provocaciones, después de episodios de violencia aupados por líderes de la oposición

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS.— Nuevamente este país vivió una jornada de marchas y concentraciones, que se vieron empañadas por actos violentos —aupados por líderes de la oposición—, que desembocaron en pérdidas de vidas humanas y daños a instituciones públicas.

Desde horas tempranas del miércoles miles de estudiantes afines a la Revolución Bolivariana se concentraron en la plaza O’Leary y caminaron hasta Puerta Caracas, en la parroquia La Pastora, para celebrar en un ambiente de paz y tranquilidad el Día de la Juventud Venezolana y el bicentenario de la histórica batalla de La Victoria.

Al concluir la marcha, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se dirigió a los jóvenes, en discurso transmitido por cadena nacional, para hablar sobre logros de las nuevas generaciones dentro de la Revolución y para alertar sobre planes de sectores de la derecha que buscan desestabilizar el país y crear el caos.

Mientras el Presidente hablaba, otros jóvenes convocados por líderes de la oposición se trasladaron en marcha desde Plaza Venezuela hasta el Parque Carabobo, lugar donde protagonizaron —muchos de ellos encapuchados— destrozos contra el Ministerio Público, tras arrojar piedras, botellas, bombas caseras y objetos contundentes.

Asimismo, colocaron barricadas en las calles, rompieron bancos y aceras, y asumieron una actitud desafiante ante las autoridades.

Esta coyuntura generó la actuación de la policía, que evitó, con profesionalidad, que la destrucción fuera mayor y contribuyó a que la violencia terminara. Más tarde se presenciaron, en distintos puntos de la capital, discusiones entre grupos afines al Gobierno y sectores violentos de la oposición.

Minutos después, desde el estado de Aragua, precisamente en la ciudad de La Victoria, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, informaba que un integrante de un colectivo revolucionario había sido asesinado en Caracas por hordas fascistas.

En asamblea solemne, en la que no participaron diputados de la oposición, Cabello responsabilizó a la asambleísta ultraconservadora María Corina Machado y al líder derechista del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, como responsables de la situación generada en la capital y otras ciudades del país en las que también hubo intentos desestabilizadores.

«Si quieren quemar este país lo van a tener que quemar con nosotros adentro», recalcó el Presidente de la AN.

El escenario vivido ayer tiene como antecedentes hechos de violencia en los estados de Mérida y Táchira, en los cuales grupos de la derecha atentaron contra instituciones públicas y pretendieron atacar a funcionarios del Estado.

Esos actos y un intento de agresión a los peloteros cubanos en Isla Margarita durante la Serie del Caribe fueron avalados por López y otros personeros de la dirigencia opositora, quienes durante varios días llamaron a tomar la calle y defendieron a los vándalos que fueron hechos prisioneros a raíz de estos ataques.

Justamente ayer el pretexto de la marcha de la oposición en Caracas, que llegó hasta el Ministerio Público, fue exigir la liberación de los agresores.

Por la noche, el presidente Nicolás Maduro, desde La Victoria, al inaugurar un monumento en honor a José Félix Ribas, lamentó la muerte de dos personas durante la jornada (en la que también hubo 25 heridos en todo el país), y llamó a todos los jefes militares a estar alertas ante cualquier escenario. También repudió a los grupos que se infiltraron en la marcha opositora de la capital y provocaron los destrozos en el Ministerio Público, se solidarizó con la Fiscal General de la República, Luisa Ortega; y pidió al pueblo no desviar la atención en la construcción del proyecto socialista.

El Jefe de Estado dijo que el plan en marcha —del que se vio algo este miércoles— es idéntico al de abril de 2002 (cuando se produjo el golpe de Estado contra Hugo Chávez), exhortó a las fuerzas bolivarianas a no caer en provocaciones y a los jóvenes de la oposición a no ser usados como carne de cañón por líderes fascistas que utilizan la violencia para llegar al poder político.

Agregó que la Revolución seguirá en marcha y convocó a todos los gobernadores, alcaldes, al Alto Mando militar y al pueblo para este viernes, fecha en que se lanzará el Plan de pacificación de la República.

Al cierre de esta edición todos los colaboradores cubanos en este país permanecían en calma y con serenidad en sus puestos, con la disposición de seguir laborando por el bienestar del pueblo venezolano.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.