Denuncia Venezuela declaraciones injerencistas de Obama

Un comunicado difundido por la cancillería venezolana, pide al gobierno de EE.UU. que explique por qué financia, alienta y defiende a los dirigentes opositores que promueven la violencia en la nación sudamericana

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, febrero 20.— Venezuela rechazó este jueves las declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, por constituir una nueva injerencia en los asuntos internos del país, con el agravante de usar como base información falsa y aseveraciones sin fundamento, informa la agencia Prensa Latina.

En un comunicado, el gobierno del presidente Nicolás Maduro calificó como «una ofensa a la tierra heroica de los aztecas de Juárez, de Villa y de Zapata, del noble y valiente pueblo mexicano» que el presidente Obama, desde México, «siga agrediendo a un país libre y soberano de la América Latina y caribeña cuyas políticas, orientaciones y decisiones son el resultado de la voluntad popular expresada democráticamente», destaca Telesur.

La declaración que esperan los gobiernos independientes y los pueblos del mundo, subrayó el comunicado, es aquella donde el gobierno de Estados Unidos explique por qué financia, alienta y defiende a los dirigentes opositores que promueven la violencia en Venezuela.

Además aclare, puntualizó, con qué derecho el Subsecretario Adjunto Alex Lee trasmitió un mensaje de su gobierno, donde se intenta condicionar y amenazar al Estado venezolano, por su decisión de poner a la orden de la justicia a los responsables de los hechos violentos de los días recientes.

El gobierno venezolano reitera que continuará monitoreando y tomando las acciones necesarias para impedir que agentes estadounidenses busquen implantar la violencia y la desestabilización, y para informar al mundo acerca de la naturaleza de la política intervencionista del gobierno de Obama en nuestro país, aseveró la denuncia.

La víspera, el presidente de Estados Unidos tildó de «inaceptable» la violencia que grupos de derecha han desatado en varias ciudades del país suramericano, al mismo tiempo que exigió al Gobierno liberar a los manifestantes detenidos, precisamente, por emprender acciones fascistas que alteran la tranquilidad del pueblo venezolano.

Asimismo, el mandatario norteamericano consideró como «legítimos» los reclamos de los manifestantes en Venezuela, tan solo un día después que decenas de ciudadanos en su país fueran detenidos, frente a la Casa Blanca, por reclamar pacíficamente una reforma migratoria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.