Venezuela acabando con demonios - Internacionales

Venezuela acabando con demonios

Fiscal General hizo un balance de los daños generados por grupos violentos. Capturados tres presuntos paramilitares en Mérida. Presidente Nicolás Maduro denuncia endemoniada campaña mediática contra el país

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS, Venezuela.— Mientras medios internacionales siguen tratando de presentar como «protestas pacíficas» a los actos vandálicos ocurridos en Venezuela en los últimos días, fuerzas bolivarianas desarrollan jornadas de limpieza para sanear las calles que sectores desestabilizadores obstruyeron con basura.

Desde el estado occidental de Táchira, limítrofe con Colombia, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, señaló que en el operativo ejecutado para restablecer el orden en ese territorio se recogieron 180 toneladas de desecho de las principales vías, cifra en la que se incluyó buena parte de chatarra.

Asimismo, en el estado de Bolívar, específicamente en Ciudad Guayana, 20 cooperativas al servicio de la Gobernación socialista removieron escombros, gomas quemadas y árboles lanzados por los llamados manifestantes pacíficos en los últimos días.

Precisamente ayer, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega, informó a la prensa local que en el estado de Carabobo murió una persona al intentar esquivar con su automóvil una barricada colocada por estos grupos.

La magistrada también hizo un balance de los perjuicios causados a raíz de la convocatoria a la «salida» (golpe de estado), promovida por la ultraderecha en el país. Hasta el momento han fallecido ocho personas y 137 resultaron heridas (37 son funcionarios o uniformados); además, se generaron daños a las sedes de la Fiscalía General, del Ministerio para el Transporte Terrestre y de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM).

Los grupos vandálicos también causaron destrucción en los bancos Venezuela y Provincial, subestaciones eléctricas, estaciones del Metro de Caracas, autobuses públicos, carros de la telefónica CANT en Lara, las casas de los gobernadores de los estados Táchira y Aragua, el emblemático Parque Carabobo, un edificio de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Zulia, patrullas, vehículos particulares, entre otros bienes.

Ortega dijo que 24 ciudadanos tienen medida privativa de libertad por los sucesos de los últimos días y ayer fueron recluidos otros 80 individuos por delitos ocurridos el día anterior.

Por su parte, el Gobernador del estado andino de Mérida, Alexis Ramírez, confirmó a la televisión estatal que tres presuntos paramilitares, involucrados en disturbios, fueron capturados en el municipio Alberto Adrini; y que estas personas, con acento colombiano, evidentemente venían a disparar a la población pues se les decomisaron armas de fuego y proyectiles.

Informó, además, que serán presentadas tanto en Caracas como en otros estados 80 personas que fueron aprehendidas en virtud de los hechos ocurridos este jueves.

A raíz de los últimos acontecimientos, el presidente Nicolás Maduro revalidó, por su cuenta de Twitter y en conferencia de prensa, su llamado a la paz de la nación, al diálogo, la paz y la convivencia.

«Ratifico seguiré en diálogo con toda nuestra Patria, diálogo para la acción y el trabajo, para La Paz y la Convivencia de nuestro Pueblo», escribió el mandatario en la conocida red social.

El Jefe de Estado dijo que en Venezuela el pueblo está muy politizado, algo que es muy positivo, porque así puede hacerse la democracia y garantizarse la verdadera participación.

Señaló que actualmente se gesta una intensa y endemoniada campaña mediática, solo comparable a la que se desarrolló en 2001, 2002 y 2003 contra Hugo Chávez.

Maduro agregó que lo que está viviendo hoy en el país —con las etiquetas de represión, dictadura y censura—, «ya lo vivimos», pues es el mismo esquema de golpe de Estado que se instauró hace 12 años y que ahora también responde a la preparación de un escenario bélico.

El dignatario expuso que la campaña persigue dividir a América Latina, algo que ha empezado a dar ligeros resultados pues los presidentes de Chile (Sebastián Piñera), Panamá (Ricardo Martinelli) y Colombia (Juan Manuel Santos) han realizado declaraciones injerencistas, que ya fueron debidamente respondidas.

También rechazó la agresión producida en el consulado de Venezuela en la isla de Aruba, que se produjo cuando un ciudadano venezolano con su vehículo a toda velocidad lo estrelló contra esa instalación. Dijo que hechos como esos nacen por la siembra del odio que realizan los grandes medios de comunicación, vinculados a los entes del poder económico.

Además, expuso que la Revolución no está pidiendo tregua, pero sí diciendo la verdad y que, a pesar de esa campaña y de los anhelos de destruir, desestabilizar o llevar a una guerra civil, la patria de Bolívar y Chávez seguirá acabando con los demonios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.