Michelle Bachelet, dos veces presidenta de Chile - Internacionales

Michelle Bachelet, dos veces presidenta de Chile

Asumió también el nuevo Congreso bajo la dirección, por primera vez, de una mujer

Autor:

Juventud Rebelde

VALPARAÍSO, marzo 11.— La socialista Michelle Bachelet, la primera  mujer en llegar a la Presidencia de Chile en 2006, volvió a hacer historia este martes al regresar al Ejecutivo del país y convertirse en la primera mandataria  reelecta en democracia.

Bachelet recibió la banda presidencial de la también recién oficializada presidenta del Congreso, Isabel Allende, hija de Salvador Allende, constituyendo así una nueva hazaña en la historia chilena: una mujer invistiendo a otra, porque ocupan los dos cargos más importantes de la política de ese país, reportó Telesur.

Inicia su Gobierno en medio de una de las mayores expectativas de las últimas dos décadas, al prometer a los chilenos ambiciosas reformas económicas y sociales, incluida una educación pública gratis para todos, expectativa que puede ser el mayor desafío que enfrentará.

Según la agencia noticiosa AFP, la nueva mandataria planea financiar los cambios educacionales con una alza al impuesto a la renta de las empresas, redactar una nueva Constitución y disminuir la gran desigualdad en la sociedad chilena; pero enfrentará una desaceleración económica y la presión de los estudiantes que no le darán una «luna de miel», según dijo Naschla Aburman, líder de los estudiantes de la Universidad Católica.

En las elecciones, la socialista Michelle Bachelet obtuvo el 62 por ciento de los sufragios, apoyada por cuatro colectividades de centroizquierda, más el Partido Comunista y dos movimientos menores más, todos agrupados en la coalición Nueva Mayoría.

Bachelet, una pediatra de 62 años, separada y madre de tres hijos, vuelve al poder con la experiencia de un Gobierno anterior, hace ocho años, que concluyó con una popularidad de un 84 por ciento, aunque no realizó grandes reformas, y luego de haber dirigido la agencia ONU Mujeres.

Asimismo, el nuevo Congreso chileno, que también asumió este martes sus funciones, tendrá una composición favorable a la presidenta electa: el bloque oficial cuenta con 67 diputados, de un total de 120, y 21 senadores de 38. Ese aspecto le permitirá a Bachelet ejecutar su agenda política sin muchas trabas. La bancada de derecha, en cambio, quedó con 49 diputados y 15 senadores. Cuatro diputados y dos senadores son independientes, agrega PL.

Al asumir el cargo de la Cámara Alta, la senadora Isabel Allende habló del gran orgullo que sentía porque «aquí estuvo mi padre, Salvador Allende, el año 66 y 69, antes de ejercer la presidencia de Chile. Hace casi 48 años asumió con lealtad la presidencia del Senado en un contexto social diferente», declaró.

Rindió un especial homenaje a su padre y a «aquellos que lucharon por recobrar la democracia, sé que él estaría orgulloso y seguiremos siendo una familia comprometida con Chile», destacó la legisladora visiblemente emocionada.

Con 24 años de experiencia como parlamentaria, Isabel Allende subrayó que la imagen histórica de dos mujeres en los dos más altos cargos del país es un hecho simbólico que —dijo— espera sirva para continuar profundizando la igualdad de género.

A la ceremonia de investidura, que se realizó en el Congreso, en el vecino puerto de Valparaíso, asistieron los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; de Brasil, Dilma Rousseff; de Argentina, Cristina Fernández, y Evo Morales de Bolivia, así como el Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel y el canciller venezolano Elías Jaua.

Estuvieron presentes además, los jefes de Estado de Paraguay, Horacio Cartes; de Perú, Ollanta Humala; de Colombia, Juan Manuel Santos; y de México, Enrique Peña Nieto. Igualmente participaron el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, en representación de España, y altas personalidades de otros Gobiernos latinoamericanos y caribeños, detalló PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.