Kiev crea nuevo cuerpo militarizado

El Parlamento ucraniano, además de darle el visto bueno al cuerpo de seguridad anunciado este jueves, también aprobó una resolución en la cual pide a la ONU que debata con urgencia la situación en la república autónoma de Crimea

Autor:

Juventud Rebelde

KIEV, marzo 13.— Las nuevas autoridades instauradas en Ucrania acaban de crear una Guardia Nacional que tendrá hasta 60 000 efectivos, reclutados entre la reserva, las academias militares y los grupos de autodefensa del Maidán, que protagonizaron las acciones violentas durante las protestas que derrocaron al Gobierno de Víktor Yanukóvich.

El miércoles, Andriy Parubi, secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa del nuevo Gobierno en el poder en Ucrania, dijo que estaban recibiendo las solicitudes de miles de ucranianos para integrar esa fuerza que responderá al Ministerio del Interior. Parubi era el comandante del Maidán cuando la protesta se tornó violenta por los sectores más radicales y nacionalistas de la derecha.

Entretanto, el Parlamento ucraniano, además de darle el visto bueno al cuerpo de seguridad anunciado este jueves, también aprobó una resolución en la cual pide a la ONU que debata con urgencia la situación en la república autónoma de Crimea por lo que califica de «acto de agresión perpetrado por Rusia».

Este jueves, el primer ministro ucraniano designado, Arseni Yatseniuk —que la víspera se reunió con el presidente Barack Obama y otros altos cargos de la administración estadounidense, lo que se interpreta como la legitimación del golpe—, intervino en Nueva York en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada para analizar la crisis.

Al mismo tiempo se conoció que una delegación bipartidista de ocho senadores estadounidenses viajó a Ucrania este jueves, a tres días del referéndum sobre el futuro de Crimea que tendrá lugar el domingo en esa península y república autónoma.

Al frente del grupo va el republicano John McCain, uno de los congresistas que ha expresado su abierto respaldo a las revueltas de la oposición y a las autoridades impuestas tras la destitución por la fuerza del presidente constitucional Víktor Yanukóvich, reportó PL.

La agencia noticiosa latinoamericana hizo notar una reciente encuesta del centro Pew Research que revela que un 56 por ciento de los estadounidenses expresó el rechazo a que su país se entrometa en la situación de Ucrania.

Por su parte, el viceministro ruso de Defensa, Anatoli Antónov, criticó en Moscú los ejercicios militares de gran envergadura que pretende realizar Ucrania en el este y sur de su territorio, donde ocurren protestas contra el reciente golpe de Estado.

Antónov advirtió que «es bastante arriesgado» y puede desestabilizar aún más la situación política ucraniana, inmersa en un caos, apuntó PL.

Según el corresponsal del diario El País, el presidente Vladímir Putin, reunió este jueves al Consejo de Seguridad ruso y en sus palabras introductorias dijo que tratarían también un punto que no estaba en la agenda: la política que adoptará el Kremlin ante Ucrania. Putin reiteró la posición rusa según la cual lo que acontece en el país vecino es una crisis interna de la que Rusia no tiene la culpa.

«Quisiera hacer notar que, ante todo, se trata de una crisis interna ucraniana. Por desgracia, todos comprendemos que de una forma o de otra nos hemos visto implicados en esos acontecimientos. Pensemos juntos cómo construir las relaciones con nuestros socios y amigos en Ucrania y con nuestros otros socios en Europa y Estados Unidos», propuso Putin a sus colegas del Consejo de Seguridad que él encabeza, según lo citó el periódico español.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel, y el secretario de Estado norteamericano John Kerry, renovaron la presión sobre Rusia, dijo DPA.

Merkel rechazó además de plano una solución militar a la crisis con Rusia por Crimea, pero volvió a amenazar a Moscú con sanciones económicas por parte de la Unión Europea (UE).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.