Apuntan contra los uniformados en Venezuela

No es casual que cuatro de los 29 fallecidos en los actos violentos hayan sido miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS, Venezuela.— Una de las estrategias cantadas de la derecha de este país desde la arrancada de la «salida», el 12 de febrero, ha sido el ataque constante a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Un ataque que ha ido acompañado de un proceso de «captación» hasta ahora fracasado.

No es casual que cuatro de los 29 fallecidos en los actos violentos hayan sido miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como informó ayer la ministra del Poder Popular para la Defensa, almiranta en jefa, Carmen Meléndez.

Tampoco resulta fortuito que entre las decenas de heridos se encuentren 79 uniformados. Esas lesiones se han producido, fundamentalmente, por piedras enormes, bombas caseras, tubos y varios objetos contundentes.

Los miembros de las FANB que perdieron la vida, literalmente fueron cazados por francotiradores, cuando los militares intentaban levantar barricadas en las vías. Esto se traduce en que se ha intentado a toda costa generar miedo en las filas castrenses.

La Almiranta en Jefa dijo el miércoles ante la televisión estatal que muchos de los integrantes de las Fuerzas Armadas «se han salvado por los chalecos antibalas». Quiere decir que el número de víctimas hubiera sido más elevado.

La Ministra alertó sobre las provocaciones que algunos de los manifestantes están montando como carnada de desprestigio a los militares: «Eso es lo que están buscando, provocarlos y buscar la foto precisa para manipular».

A estas realidades se suman las incesantes declaraciones de voceros opositores en el gigantesco sistema de medios de la derecha, quienes inmediatamente después de las primeras protestas comenzaron a utilizar los términos «represión», «abuso», «uso excesivo de la fuerza» y «violencia militar», entre otros.

Otro factor prueba que las FANB están en la línea de fuego de la estrategia opositora: el llamado a desconocer al Presidente y a las instituciones. Meléndez reveló, por ejemplo, que el general Vladimir Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional, había recibido varias cartas en las que se daba un «ultimátum» a las FANB.

Junto a las misivas se han hecho públicos videos, comunicados y discursos para que los militares «terminen de darse cuenta de la grave crisis».

Cuando al veterano profesor Aristóbulo Istúriz, integrante de la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela y gobernador de Anzoátegui, le preguntaron cuál sería el siguiente paso de la oposición si esta pretendía seguir en la escalada del golpe de Estado, no vaciló en responder: la búsqueda de pronunciamientos de un alto jefe militar.

Es que el golpe de abril de 2002, que sacó 47 horas de la presidencia a Hugo Chávez, fue posible, entre otros factores, por la postura antidemocrática de algunos altos jefes del Ejército.

Sin embargo, de entonces a la fecha, la totalidad de las Fuerzas Armadas se han reafirmado en su espíritu de lealtad al Presidente y a los poderes públicos, como establece la Constitución.

Así lo reafirmó el sábado el general Padrino López. Así lo subrayó ayer, pese a todos los ataques fascistas, la almiranta Carmen Meléndez: «Seguimos con la moral en alto porque nosotros fuimos formados para defender la patria».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.