El enemigo en Venezuela

La violencia desatada desde el 12 de febrero por grupos de la ultraderecha venezolana ha dejado 31 muertos y 461 heridos, según informó la fiscal general de la República, Luisa Ortega

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS.—¿A quién nos estamos enfrentando? No se trata de una derecha que piensa en la vía electoral, sino de un enemigo imposible de subestimar, con conexiones indiscutibles con círculos de poder de Estados Unidos, y cuya agenda de golpe de Estado va a ser permanente.

La reflexión la hizo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en un encuentro con los 20 gobernadores y 255 alcaldes bolivarianos, celebrado en el Teatro del Círculo Militar de Caracas.

El mandatario explicó las complejas circunstancias en las que se desarrolla la Revolución, sometida a un proceso de manipulación mediática nunca antes visto, y señaló que ante los nuevos escenarios es preciso tener mano firme, desenmascarar a la derecha y obligarla a tomar la senda democrática.

Maduro hizo también un recuento de los juegos políticos de la oposición, sus cálculos estratégicos ante la desaparición de Hugo Chávez y los métodos retrógrados que utilizan para hacerse del poder.

Por otra parte, subrayó que «nada ni nadie va a vulnerar la voluntad de justicia que hay en el Estado y en la sociedad venezolana», una sentencia que aludió al ex alcalde de San Diego (Carabobo), Enzo Scarano, quien fue cesado de sus funciones y sentenciado a diez meses de prisión por negarse a acatar una orden del Tribunal Supremo de Justicia, destinada a evitar las barricadas en las vías de su municipio.

Además, expuso que la aprehensión de Daniel Ceballos, en San Cristóbal (Táchira), un vinculado al paramilitarismo colombiano, es un acto de justicia, y que ninguna autoridad que permita o propicie la desestabilización puede creerse intocable.

Maduro llamó al pueblo a defender la Revolución todos los días, a aislar los grupos violentos y fascistas, y a conocer la hoja de ruta de la ultraderecha, que ha influenciado al resto de la oposición.

También exhortó a los dirigentes y alcaldes opositores a dejar de lado la hipocresía y a trabajar por el bienestar del país, al margen de las diferencias ideológicas.

En la reunión también participaron ministros, altos jefes militares, dirigentes de varios partidos políticos, diputados y líderes de movimientos sociales.

Trágico saldo

La violencia desatada desde el 12 de febrero por grupos de la ultraderecha venezolana ha dejado 31 muertos y 461 heridos, según informó la fiscal general de la República, Luisa Ortega.

Entre los fallecidos hay ya seis uniformados, el último de ellos, un integrante de la Guardia Nacional, impactado de bala en San Cristóbal, en el estado de Táchira.

Ortega señaló que 1 854 personas vinculadas con estos acontecimientos fueron presentadas ante tribunales de control y de ellas, 121 quedaron privadas de libertad, al resto se le dictó medidas cautelares sustitutivas.

Asimismo, detalló que de los lesionados 318 son civiles y 143, trabajadores policiales, militares o públicos.

Los hechos vandálicos más recientes se produjeron en San Diego (Carabobo), donde fueron quemados varios comercios, y en Barquisimeto (Lara), lugar en el que fue incendiado un consultorio médico popular.

Ortega señaló que en los próximos días se presentarán una docena de actos conclusivos del Ministerio Público sobre investigaciones que demuestran quienes son los responsables de los hechos violentos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.