Ecologistas también se pronunciaron por la vida

Suman 39 fallecidos por la violencia fascista. Presidente Maduro pidió sanciones para agresores del ecosistema

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS, Venezuela.—  Grupos violentos de este país han talado más de 5 000 árboles y han generado cerca de 300 incendios desde el pasado 12 de febrero, fecha marcada por la ultraderecha venezolana como la «salida» (intento de golpe de Estado).

Uno de los fuegos más lamentables provocados fue el de esta semana en el Parque Nacional Waraira Repano, que quemó más de 25 hectáreas y dañó varios cables de alta tensión que alimentan a Caracas, hecho que ocasionó apagones de más de 12 horas en la ciudad capital.

Los árboles —varios centenarios— han sido arrancados para ser usados como barricadas en medio de las calles.

Contra esas acciones vandálicas marcharon ayer desde la plaza Alí Primera hasta el Palacio de Miraflores 80 movimientos ambientalistas y ecosocialistas, los que dieron a conocer un Manifiesto en defensa de la vida y la naturaleza, leído por la joven Irene Montaño.

En la sede de la Presidencia, el mandatario Nicolás Maduro anunció la creación de la Escuela Nacional de Líderes Ecosocialistas, que será denominada Hugo Chávez, a quien el Jefe de Estado catalogó como el más grande ecologista de los últimos años en Venezuela.

También adelantó que el 10 de mayo se celebrará un Congreso Constituyente que agrupe a todas las organizaciones ambientalistas venezolanas, y por otro lado informó que aprobó una serie de recursos para fortalecer la gestión del Ministerio del Ambiente.

En la congregación, en la que estuvieron diputados y ministros, Maduro expuso que este año serán plantados 3 500 000 árboles para seguir oxigenando y embelleciendo el país.

Además, pidió a los cuerpos de Seguridad capturar y presentar ante la Fiscalía a los responsables de las agresiones contra el medio ambiente, las cuales han causado la indignación de los venezolanos.

El Presidente reiteró que estas tareas para hacer paz, patria y vida nacen en la lucha contra el mal generado por los líderes de la oposición venezolana, quienes no se han pronunciado contra los hechos de «ecocidio» que han dañado la flora y la fauna.

En esa cuerda, llamó a los dirigentes de la derecha a terminar de dar la cara y a sostener un diálogo abierto en el que se comprometan a deslindarse de la violencia.

Maduro lamentó el deceso de otras dos personas (ya suman 39 muertes desde el 12 de febrero) en los estados de Táchira y Zulia, los que fallecieron por acciones vinculadas a las guarimbas.

Ante los gritos de «¡Justicia, justicia!», el mandatario explicó que grupos paramilitatres aupados desde Colombia pretenden que el estado de Táchira se desgaje de Venezuela, y por eso intentan acciones extremas y desesperadas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.