Venezuela recuerda «el milagro»

La victoria popular obtenida tras el golpe de Estado de abril de 2002 será recordada este domingo con una gigantesca movilización que concluirá en el Palacio de Miraflores

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS.— Regresó con la izquierda alzada, entre una multitud delirante, que lloraba y reía al mismo tiempo. Regresó desde la isla de La Orchila, rodeado de colaboradores leales que siempre intuyeron que aquella anunciada renuncia era un cuento cósmico de los golpistas. Atrás había quedado un Gobierno de facto de 47 horas que intentó derogar la República en un pestañazo, la amargura por los 19 fallecidos cerca de Puente Llaguno, las jornadas difíciles de los diplomáticos de la Embajada cubana, a la que les fueron cortados los servicios de agua y luz.

Precisamente estas imágenes y la victoria popular obtenida tras el golpe de Estado de abril de 2002 serán recordadas hoy aquí con una gigantesca movilización que concluirá en el Palacio de Miraflores.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Darío Vivas, dijo que este 13 de abril integrantes del Gran Polo Patriótico y de los movimientos sociales, a partir de las 10:00 de la mañana, «conmemoraremos la rebelión popular que acabó con el fascismo y el terrorismo e impuso nuevamente la democracia y trajo al Comandante Supremo a Miraflores».

En la propia Plaza Bolívar, la segunda vicepresidenta de la AN, Blanca Eekhout, reconoció que entre el 11 y el 13 de abril los venezolanos dignos, en lugar de amilanarse o dejarse vencer por el miedo, lograron un milagro.

«Salieron a las calles, llenaron las plazas Bolívar, y llegaron a los cuarteles militares. Ese día empezó, de manera definitiva e irreversible, la unidad cívico-militar», dijo la asambleísta.

El encuentro de ayer sábado, un acto en homenaje a los caídos celebrado el viernes en Puente Llaguno, y la concentración de hoy, forman parte de la jornada Abril de victorias, que desde el 11 y hasta el 19 recordará la resistencia popular que venció el golpe de Estado y la efímera presidencia a la fuerza de Pedro Carmona Estanga.

Como parte de las conmemoraciones por los sucesos de abril, el embajador cubano en Venezuela, Rogelio Polanco, expuso en una entrevista con el canal estatal, Venezolana de Televisión, que «recordamos aquel momento para que nunca más una embajada, en ninguna parte del mundo, sea objeto de intrusión, de daño, de violación de las leyes internacionales».

Por otro lado, el presidente Nicolás Maduro se reunió ayer por la tarde-noche con representantes del Movimiento por la paz y por la vida, en el salón Ayacucho, del Palacio de Miraflores, donde se refirió a los sucesos de abril y al diálogo iniciado con la oposición con el apoyo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El Jefe de Estado ratificó que en la reunión con los dirigentes de derecha volvió a reiterar que no se puede construir la paz con intolerancia, odio y violencia, y saludó entre los presentes al estudiante universitario William Muñoz, quien sufrió ataques que le provocaron fracturas en el tabique y las costillas y heridas en la cabeza.

Maduro señaló que el ejecutivo seguirá haciendo todos los esfuerzos por mantener los intercambios serios con la oposición en aras de la tranquilidad, la vida y la convivencia de los venezolanos.

En la mañana, el canciller Elías Jaua expresó desde el estado de Miranda que «ojalá los opositores aprovechen la oportunidad que les da el pueblo de rectificar auténticamente. Ellos piden leyes de amnistía, el problema no es que haya una ley de amnistía, que perdonemos o no, sino que haya una rectificación sincera por parte de estos sectores y un compromiso de no volver a incurrir otra vez en la locura de intentar, por la vía de la violencia, derrocar a un Gobierno democráticamente electo como el de Nicolás Maduro».

Jaua agregó que «nuestra victoria es la paz que estamos logrando», y que la responsabilidad del Gobierno es evitar una guerra entre los venezolanos y no se repitan hechos tan dolorosos como los de hace 12 años.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.