Ola de sismos mantiene en vilo a los nicaragüenses

Las réplicas mantuvieron en la zozobra a la capital de más de 1,5 millones de habitantes, muchos de los cuales amanecieron en las calles o durmieron cerca de las puertas por temor a nuevos temblores

Autor:

Juventud Rebelde

MANAGUA, abril 14.— En Nicaragua continuaban este lunes los temblores por cuarto día, en una ola de sismos que mantiene en vilo al país y ya contabiliza dos muertos, 40 heridos y más de 2 000 viviendas dañadas.

Las réplicas mantuvieron en la zozobra a la capital de más de 1,5 millones de habitantes, muchos de los cuales amanecieron en las calles o durmieron cerca de las puertas por temor a nuevos sismos, como el que destruyó Managua en 1972 y que dejó más de 10 000 muertos y muchos desaparecidos, reportó AFP.

Los sismos de estos cuatro días tuvieron lugar a escasa profundidad en las cercanías de los volcanes Momotombo y Apoyeque y se han sentido con fuerza no solo en Managua sino también en los departamentos de León, Granada, Boaco, Madriz y Carazo.

Las autoridades mantienen la alerta roja declarada tras un primer terremoto de 6,2 grados en la escala de Richter, ocurrido a diez kilómetros de profundidad, cerca del volcán Apoyeque.

Un segundo temblor fuerte, de 6,1 grados Richter y a 113 kilómetros de profundidad, se registró el viernes cerca del volcán Momotombo, también a orillas del Xolotlán.

Los expertos creen que los dos primeros terremotos pudieron haber activado las fallas que están debajo de la ciudad de Managua.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, afirmó que «estamos obligados a elevar al máximo las medidas de seguridad por responsabilidad con nuestro pueblo, hijos, familias».

La portavoz del Gobierno y primera dama, Rosario Murillo, anunció que se pasó a medidas de mayor envergadura: el  ejército instaló un hospital de campaña, mientras la defensa civil se esforzaba en evacuar a decenas de familias desde el centro de la ciudad.

El Gobierno envió este lunes decenas de camiones cargados con láminas de zinc para techos, bolsas de cemento y otros materiales de construcción a los poblados afectados, principalmente los que bordean el Xolotlán, dijo AFP.

La reconstrucción de viviendas es financiada con recursos del Gobierno, la cooperación externa y la empresa privada. La mano de obra la pondrán los damnificados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.