Policías reprimen protestas en Soma

Un grupo de 28 fiscales investigará el accidente minero, según informó el Alto Consejo de Jueces y Abogados

Autor:

Juventud Rebelde

SOMA, mayo 16.— La policía reprimió con carros lanzagua y gases lacrimógenos las protestas en la ciudad turca de Soma, donde al menos 284 personas murieron en un accidente minero esta semana, informaron canales de televisión locales. De acuerdo con testigos, la policía empleó incluso balas de goma.

Los manifestantes corresponsabilizan del accidente, junto con la compañía Soma Holding, al Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, por supuestamente no requerir suficientes medidas de seguridad a la industria minera y no haber reaccionado con la celeridad necesaria, reportó DPA.

Algunos manifestantes lanzaron piedras a la policía, según reporteros de la AFP en el lugar. Al menos cinco personas, incluidos dos policías, resultaron  heridas, y hubo también detenciones.

Desde el accidente del martes en la mina de carbón de Soma (oeste), miles  de turcos han salido a las calles para mostrar su descontento contra el Gobierno, al que acusan de mostrarse indiferente respecto al destino de los  trabajadores en general.

Para intentar calmar los ánimos, Erdogan prometió una investigación oficial para aclarar el accidente, pero la conmoción suscitada por la tragedia se convirtió en una protesta contra el Primer Ministro islamista conservador, quien debe anunciar en las próximas semanas su candidatura a los comicios presidenciales previstos para el 10 de agosto.

Incluso a Erdogan se le acusa de haber golpeado a un joven en medio de las protestas. Los políticos de la oposición y los activistas de Internet reaccionaron indignados ante la escena, pero el video que la recoge se ve tan mal que es muy difícil decir con exactitud lo que hace Erdogan.

A su llegada a la zona del accidente, el Primer Ministro fue abucheado por una multitud. Las fuerzas de seguridad le abrieron paso hasta un negocio, y allí se produjo un enfrentamiento con un joven, afirman presuntos testigos.

El que sí reconoció los hechos y se disculpó fue un asesor de Erdogan, Yusuf Yerkel, fotografiado mientras daba una patada a un manifestante que era mantenido en el suelo por dos agentes. «Lamento mucho el incidente del miércoles en Soma», escribió en una declaración que citan hoy los medios.

El Alto Consejo de Jueces y Abogados (HSYK), principal órgano supervisor en Turquía, informó que un grupo de 28 fiscales investigará el accidente en la mina.

En tanto, el ministro de Energía, Taner Yildiz, informó en base a la documentación de la empresa administradora y las familias, que aún hay 18 mineros que se encuentran sepultados en la excavación.

La empresa operadora de la mina, Soma Holding, rechazó este viernes nuevamente las acusaciones de que una irregularidad haya causado el accidente, e indicó que el suceso está siendo investigado, pero indicó que la explosión, a diferencia de lo que se cree, no fue causada por un transformador defectuoso.

De acuerdo con Soma Holding, fueron rescatados con vida 450 mineros. Si se suman a los muertos y a los 18 desaparecidos, se estima que había 752 trabajadores en los túneles cuando se produjo la explosión, aunque el Ministro de Energía habló en un principio de 787 mineros, dijo DPA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.