Putin denuncia presiones de Washington para cambiar política rusa

El grupo G-7 en Bruselas discute sanciones económicas contra Moscú

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, junio 4.— El presidente Vladimir Putin advirtió que Estados Unidos presiona a sus aliados para cambiar la política de Rusia, pero aseguró que el Kremlin continuará defendiendo sus intereses nacionales.

Observamos que la administración de Estados Unidos, aprovechando su evidente liderazgo en la comunidad occidental, trata de presionar a los aliados para influir en la política de Rusia, dijo el estadista a las francesas televisión TF1 y a la radio Europe 1.

Putin reiteró que Moscú basará su política únicamente en los intereses del pueblo ruso los que consideró «los más importantes», pese a que dijo tomar en consideración «la opinión de nuestros socios», reportó PL.

Interrogado acerca de si Washington pretende cercar a Rusia y debilitarlo a él personalmente, el mandatario recordó que Rusia es el mayor país del mundo. Sería muy difícil cercarla. Además, el mundo cambia tan rápidamente, que es prácticamente imposible, enfatizó.

Al referirse a Crimea, explicó que el riesgo de expansión de la OTAN justifica la reunificación de Rusia y la península del mar Negro, que estuvo bajo su jurisdicción desde 1783 hasta 1954, cuando el Partido Comunista de la Unión Soviética la incorporó a la República Socialista Soviética de Ucrania.

Subrayó el Presidente ruso que las infraestructuras militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) podrían aproximarse a las mismas fronteras de Rusia, si Kiev se incorporara a la alianza noratlántica.    Moscú intentó encontrar una solución aceptable en el diálogo con Estados Unidos y la Unión Europea, pero según Putin, «le respondieron con el apoyo de un golpe anticonstitucional en Ucrania».

No había garantía alguna de que Ucrania no se convirtiera de la noche a la mañana en parte de la Alianza, observó.

Aclaró que en esas condiciones Moscú no podía actuar de otra manera, pues no podía permitir que un territorio histórico de Rusia y poblado mayoritariamente por rusos estuviera en una alianza militar de otras naciones.

En relación con Kiev, expresó que el Kremlin quisiera que se sintiera un Estado soberano, pero el ingreso en alianzas militares o estructuras de integración rígidas implica la pérdida de una parte de la soberanía.

Si una nación escoge ese camino y quiere perder parte de su soberanía es su decisión, insistió el mandatario en vísperas del viaje a Francia el viernes, cuando asistirá a la conmemoración del aniversario 70 del desembarco aliado por Normandía, en la Segunda Guerra Mundial, agregó PL.

Entretanto, en Bruselas, la canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó este miércoles que las sanciones económicas contra Rusia se activarían si Moscú no evita que separatistas y armas «crucen la frontera» a Ucrania, dijo EFE, pero recalcó que el G-7 coincide en conversar en los próximos días con el presidente ruso, Vladimir Putin, antes de dar este paso. De lo contrario, «entonces la fase tres estaría al orden», amenazó.

Merkel recordó que en los próximos días habrá diferentes contactos entre los líderes del G-7 y Putin, por un lado, y Petro Poroshenko, por otro, a fin de precisar cómo se puede encaminar la situación tras los comicios en que este último resultó electo presidente de Ucrania en primera vuelta.

Merkel subrayó que el presidente francés, Francois Hollande, ha invitado a ambos al acto, y «eso es una señal» de que los líderes del G-7 quieren buscar una solución constructiva a la crisis en Ucrania, incluida la disputa del gas entre Kiev y Moscú, la de las minorías y proseguir las conversaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.