Tomas de ciudades y desplazamientos tensa la situación en Iraq

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el ataque y la toma de Mosul, la segunda ciudad más grande del país, ha provocado ya el desplazamiento de más de 500 000 personas

Autor:

Juventud Rebelde

TIKRIT, Iraq, junio 11.— Insurgentes sunnitas de un grupo escindido de la organización terrorista Al Qaeda invadieron el miércoles la ciudad de Tikrit, y acechaban a la mayor refinería petrolera del país, en una demostración de fuerza contra el Gobierno liderado por chiitas.

La amenaza a la refinería de Baiji se produce luego de que militantes del Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) capturaron la ciudad norteña de Mosul, avanzando en su objetivo de crear un califato sunnita en la frontera entre Iraq y Siria, reportó Reuters.

La caída de Mosul, la segunda ciudad más grande del país, es un golpe a los intentos del primer ministro Nuri al-Maliki de derrotar a los militantes sunnitas, los que han recuperado terreno a raíz de la retirada de las fuerzas estadounidenses, apoderándose de Faluja y partes de Bagdad, a inicios del año, agrega la agencia noticiosa.

Fuentes de seguridad dijeron que militantes de EIIL condujeron más de 60 vehículos a Tikrit, ocupando edificios gubernamentales e izando la bandera del grupo.

El EIIL tomó también como rehenes en Mosul a 49 turcos del consulado de ese país vecino, entre ellos el cónsul, y 31 camioneros de esa misma nacionalidad, reportó AFP.

El ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, amenazó con «represalias muy severas» si los rehenes sufren algún daño.

En paralelo los atentados antichiitas no dan tregua. El miércoles dejaron casi 40 muertos en el centro y el sur del país.  El EIIL, que aspira a instaurar un Estado islámico, advirtió en un comunicado que «no cesará esta serie de invasiones bendecidas».

Considerado como un grupo ultrarradical y acusado de abusos en Siria, donde combate contra el Gobierno de Bashar al-Assad y otros grupos opositores rebeldes, el EIIL controla ya amplios sectores de la provincia occidental iraquí de Al Anbar, fronteriza con Siria.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el ataque y la toma de Mosul ha provocado ya el desplazamiento de más de 500 000 personas en el interior y alrededor de la ciudad, que tiene una población habitual de dos millones de habitantes.

Hombres y mujeres huyen, la mayoría a pie, de sus casas y se dirigen hacia otras regiones de Nínive y hacia la región autónoma de Kurdistán, según la OIM, una organización internacional independiente con sede en Ginebra.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.