Avanzan hacia Bagdad rebeldes del EIIL

El vocero del EIIL, Abu Mohammed al-Adnani, juró que avanzarían hacia Bagdad, la cual será «la capital del califato», tras haber tomado el control de Mosul y Tikrit

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD, junio 12.— El grupo yihadista Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL), cuyos combatientes se encuentran a menos de cien kilómetros de Bagdad, amenazó con tomar las ciudades chiitas de Kerbala y Nayaf, tras sus importantes conquistas en el norte del país, mientras el Gobierno iraquí no se pone de acuerdo sobre cómo declarar el estado de emergencia.

En un audio difundido en los foros yihadistas, el vocero del EIIL, Abu Mohammed al-Adnani, juró que avanzarían hacia Bagdad, la cual será «la capital del califato», tras haber tomado el control de Mosul y Tikrit, esta última, cuna del fallecido líder Sadam Husein, dijo Notimex. Según fuentes militares, citadas por EFE, la aviación iraquí bombardeó Tikrit y Mosul.

El portavoz del EIIL advirtió que el grupo tiene viejas cuentas que saldar con el Gobierno del primer ministro, el chiita Nouri al-Maliki, a quien criticó por su incompetencia para pacificar el país y agregó que tomarán acciones en Kerbala y Nayaf, ciudades que albergan dos de los santuarios más sagrados para los musulmanes chiitas, etnia mayoritaria en el país. En Nayaf, según la tradición, está enterrado Alí, yerno del profeta Mahoma y fundador del chiismo.

El portavoz del EIIL llamó a sus combatientes a no dejar descansar a las tropas iraquíes sin renunciar a ningún palmo de lo que han conquistado.

Este jueves lograron el control de Dhoulouiya, ubicada a 90 kilómetros al norte de Bagdad, mientras las fuerzas kurdas lo hicieron en la ciudad petrolera de Kirkuk, que había sido abandonada por el ejército y la policía iraquíes.

Antes de llegar a Dhoulouiya, los insurgentes intentaron tomar Samarra, pero las fuerzas gubernamentales se lo impidieron.

Ante el avance de los insurgentes sunnitas, el Parlamento iraquí debía reunirse este jueves para decretar el estado de emergencia en todo el país y otorgar poderes extraordinarios al primer ministro al-Maliki.

Sin embargo, el Parlamento suspendió la sesión, convocada para debatir la declaración de un estado de emergencia, debido a la falta de quórum, ya que la aprobación de la medida requiere de dos tercios de los 325 miembros de la asamblea, que fue boicoteada por facciones sunnitas y kurdas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.