Moroso inicio de comicios legislativos libios en medio del caos - Internacionales

Moroso inicio de comicios legislativos libios en medio del caos

De acuerdo con las estadísticas oficiales de los 2 800 000 votantes habilitados, solo 1 500 000 están inscritos para la consulta, sobre la cual penden el caos que reina en el país y la amenaza de un estallido bélico entre milicias de signos divergentes

Autor:

Juventud Rebelde

TRÍPOLI, junio 25.— Baja afluencia a las urnas y la abstención de casi la mitad de los electores marcan hoy los comicios legislativos convocados por el Congreso General Nacional (CGN) libio para conjurar la crisis de gobernabilidad en este país.

De acuerdo con las estadísticas oficiales de los 2 800 000 votantes habilitados, solo 1 500 000 están inscritos para la consulta, sobre la cual penden el caos que reina en el país y la amenaza de un estallido bélico entre milicias de signos divergentes.

El órgano que salga de los comicios se llamará Cámara de Representantes, estará dotado de 200 asientos y existe la aprensión de que sea un sucedáneo del CGN, en cuyo seno pugnan islamistas y laicos y ha sido incapaz de redactar un proyecto de Constitución.

Los comicios fueron convocados en medio de la crisis provocada por la emergencia de una nueva milicia, autodenominada Ejército Nacional Libio (ENL), comandada por un ex general desertor, Khalifa Haftar, que ha jurado purgar a Libia de lo que denomina «escoria islamista».

La autoridad del CGN expiró en febrero pasado y fue prorrogada hasta diciembre, pero la revuelta de Haftar obligó a llamar a adelantar los comicios como parte de un acuerdo de tregua, que rige de manera intermitente.

Tras servir el pretexto para la agresión militar de la OTAN que culminó en 2011 con el derrocamiento del Gobierno liderado por el asesinado Muamar Gadafi, las milicias armadas se adueñaron del país, controlan el mercado negro de armas e imponen sus designios por la fuerza.

El ENL libio reivindica el control del 65 por ciento del territorio de la gobernación oriental de Bengasi tras ataques aéreos y terrestres contra bases de las milicias islamistas Ansar Al Sharia y Brigada del 17 de Febrero.

Haftar cuenta ademá con el apoyo de las Fuerzas Especiales, las tropas mejor organizadas del frágil Ejército libio, de bases navales y aéreas de Bengasi y Tobruk, norte, que se le han sumado, así como de líderes tribales de la zona.

Los comicios han sido insuficientes para calmar las aprensiones internacionales ya que la víspera el Gobierno turco anunció la evacuación de sus súbditos residentes en el este libio y Catar sopesa una medida similar, según trascendidos.

Egipto, el vecino oriental de Libia, también muestra preocupación por el curso de los acontecimientos y semanas atrás advirtió en un comunicado que no se dejará arrastrar al conflicto interno, aunque es obvio que observa con atención los acontecimientos.

Varias decenas de choferes de camión egipcios han sido detenidos en Libia por milicias que demandan la liberación de algunos de sus miembros, encarcelados por las autoridades de El Cairo debido a sus lazos con la proscrita Hermandad Musulmana (HM) egipcia.

La rama libia de la HM es mayoritaria en el CGN y trató de imponer a un primer ministro, Ahmed Maiitig, tras una tormentosa sesión en el CGN a principios de mayo pasado, pero el Tribunal Supremo libio revertió la designación el pasado día 9 de junio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.