Avanza contraofensiva del ejército iraquí

Un comunicado del ministerio del Interior destaca el éxito de los contraataques en Tikrit y la occidental provincia de Al-Anbar

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD, julio 3.— Líderes sunnitas llamaron este jueves a formar una región autónoma de la administración federal; mientras prosigue el avance de la contraofensiva armada en varios territorios, según un comunicado del ministerio del Interior de Iraq.

Reportes de PL indican que fuerzas gubernamentales iraquíes arriaron hoy banderas del Estado Islámico (EI) en el norte de Tikrit tras recuperar la arteria estratégica de Qadisiyah hasta la base militar Skyper.

El comunicado del referido ministerio agregó que el retén policial de Akwas fue totalmente liberado y volvió a ondear el pabellón iraquí, mientras se desactivaron más de 40 bombas dejadas por los milicianos del EI en su repliegue, además de que sufrieron un número impreciso de bajas fatales.

Las autoridades aseguran tener éxitos similares en su contraataque en la occidental provincia de Al-Anbar, aunque sin lograr desalojar a los «takfiristas» (fundamentalistas sunnitas) del DAESH, nombre como se conoce en árabe al rebautizado EI.

Líderes del EI sostuvieron una reunión de coordinación en Mosul, la segunda ciudad del país, y exhortaron a otros grupos sunnitas a deponer las armas y jurar lealtad al califato islámico que declararon el domingo pasado en zonas bajo su dominio en Iraq y en Siria.

Athel Al-Nujaifi, gobernador de la provincia septentrional de Nínive, cuya capital es Mosul, llamó a formar una región sunnita para que esa comunidad musulmana maneje y administre sus áreas dada la pérdida de confianza en la capacidad de Bagdad para derrotar a los extremistas.

Según trascendió este miércoles, el presidente Barack Obama exhortó al gobierno del primer ministro iraquí, Nouri Al-Maliki, a formar una coalición en el poder que permita unir a las diversas comunidades del país y luchar contra el avance de los extremistas islámicos.

En igual sintonía, el vicepresidente Joseph Biden llamó al hasta ahora portavoz del Consejo de Representantes iraquí, Osama al Nujaifi, para expresar el apoyo de Washington en la lucha contra el EI e insistió en la necesidad de buscar consensos en el Parlamento.

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, conminó a los líderes kurdos a participar en un gobierno inclusivo en Iraq que establezca un valladar contra el fundamentalismo religioso y los yihadistas que hace pocos días anunciaron la formación de un califato regido por la sharia o ley islámica en los territorios que controlan.

El avance de los grupos yihadistas y la toma de importantes ciudades de la nación levantina encendieron alarmas en Washington donde el presidente Obama valora ordenar ataques aéreos contra los bastiones de los extremistas islámicos.

A propósito del avance de los radicales, la coordinadora de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, expresó el miércoles su preocupación por la crisis en Iraq, donde más de un millón de personas tuvieron que abandonar sus hogares a causa de la violencia.

En un comunicado oficial, Amos resaltó la urgencia de facilitar acceso a agua potable, alimentos, atención médica, refugio y protección a los civiles afectados, al tiempo que alertó sobre la vulnerabilidad de los niños para contraer enfermedades contagiosas y la desnutrición en medio de esta situación y altas temperaturas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.