Rehusa Washington que Argentina dirima fondos buitre en La Haya

Aprueban cancilleres de la OEA declaración de apoyo a la nación sudamericana

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, julio 3.— El Gobierno argentino sigue valorando la posibilidad de llevar ante el Tribunal Internacional de La Haya el caso de los fondos buitre, pese a la negativa estadounidense, indicó el jefe de gabinete presidencial, Jorge Capitanich.

En conferencia de prensa Capitanich se refirió a un mensaje enviado la víspera de manera informal por el Departamento de Estado norteamericano a la Embajada argentina en Washington. En él se expresa que su Gobierno no aceptará que se dirima el conflicto en dicha corte, reportó PL.

El Jefe de gabinete evitó dar precisiones sobre la forma en que actuará Argentina y expresó: «no nos adelantemos», señalando que el proceso en torno a este caso por ahora seguirá ventilándose en Estados Unidos, dando a entender que la alternativa de llevar en el futuro el asunto ante los tribunales internacionales se mantiene.

En la nota del Departamento de Estado norteamericano se argumenta con tecnicismos el rechazo tajante a aceptar que la Corte Internacional de La Haya tenga jurisdicción en este caso, a pesar de la gravedad del mismo y su incuestionable impacto para la economía mundial.

El Gobierno estadounidense alega que según el estatuto de la Corte Internacional de La Haya se pueden llevar casos «solo si los Estados implicados han consentido de alguna manera en pasar a ser parte en actuaciones ante la Corte» mediante un «principio de consentimiento entre las partes».

A continuación se plantea que para acudir a dicha corte debe existir un acuerdo al respecto entre los países en conflicto, situación que el Gobierno norteamericano no estaría dispuesto a avalar, expresando además que Argentina no podría llevar este caso ante el Tribunal Internacional de La Haya de forma unilateral.

En tanto, Buenos Aires denunció este jueves una campaña de desprestigio de los llamados fondos buitre y los acusó de intentar controlar el sistema financiero internacional y los recursos naturales de las naciones en desarrollo.

Los cancilleres reunidos este jueves en la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobaron una declaración que respalda a Argentina en la disputa con los fondos buitre y que considera que respetar los acuerdos entre deudores y acreedores es «esencial para la arquitectura financiera internacional».

La declaración —que constituye un triunfo político para Argentina—-, fue aprobada por aclamación, pero con las abstenciones de Estados Unidos y Canadá, que expresaron sus reservas en sendas notas a pie de página, dijo EFE.

El acuerdo de la OEA expresa «su respaldo a la República Argentina a fin de que pueda seguir cumpliendo con sus obligaciones, pagando su deuda, honrando sus compromisos financieros y para que a través del diálogo logre un acuerdo justo, equitativo y legal con el cien por ciento de sus acreedores».

En esa reunión el canciller Héctor Timerman afirmó que esos fondos especulativos utilizan todos los medios a su alcance para enriquecerse.

Como ejemplo citó las campañas mediáticas, las presiones políticas, las amenazas de embargo contra Argentina.

Timerman recordó que su país está pagando tras la renegociación de la deuda, a la cual se acogieron el 92,4 por ciento de los acreedores, pese a las afirmaciones en sentido contrario de esos fondos.

Estamos dispuestos a negociar, pero no aceptamos ni extorsiones ni medidas contra el pueblo argentino. No vamos a suicidarnos, subrayó.

Por su parte, el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, aseguró que el objetivo de esos fondos es quebrar a un país para buscar ganancias extraordinarias.

En el pasado ya lo lograron y ahora lo quieren repetir amparados en el fallo de un juez estadounidense, comentó Kicillof en alusión a la decisión del magistrado Thomas Griesa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.