Alianzas para la soberanía tecnológica - Internacionales

Alianzas para la soberanía tecnológica

China y América Latina apuestan por programas de cooperación espacial

Autor:

Nyliam Vázquez García

BEIJING.— El desarrollo de la cooperación entre China y los países de América Latina en materia espacial indica un único camino: la profundización y ampliación de estos vínculos para su mutuo beneficio.

Luego de más de 58 años de esfuerzos en ese sector, a la altura de 2014, el gigante asiático se erige como una autoridad. La misión tripulada, la misión lunar, el lanzamiento de más de cien satélites que en estos momentos están en operación, son algunos de los datos que lo corroboran. Además destaca el éxito de los programas bilaterales con países como Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador o Bolivia.

Durante un encuentro con la prensa, el vicepresidente ejecutivo de Corporación Industrial Gran Muralla (CGWIC), Gao Ruofei, destacó que proyectos como estos con los países latinoamericanos se han convertido en verdaderos ejemplos de cooperación sur-sur.

El directivo de la única entidad autorizada por el Gobierno chino para realizar los lanzamientos comerciales, entregas en órbita de todo tipo de satélites, y la cooperación internacional de tecnologías espaciales aseguró que China está dispuesta a continuar compartiendo las experiencias y promoviendo el desarrollo de estas tecnologías para uso pacífico del espacio exterior y el beneficio de todos los pueblos.

China tiene importantes socios en todos los continentes, pero en la Patria Grande se extienden las potencialidades después de resultados muy positivos al cabo de largos años de trabajo.

En el caso de Brasil, primer país en tener colaboración en ese sentido, ya ha lanzado con Beijing cuatro satélites y para diciembre de 2014 se espera que pueda poner en órbita el Cebers-04, ahora en etapa de investigación acelerada, luego de que sus antecesores Cebers-01, Cebers-02, y Cebers-03, recorrieran un importante camino.

Gracias a estos programas, en cada país con el formato que más acomoda a sus necesidades, la República Bolivariana de Venezuela tiene en órbita su primer satélite de sensación remota, nombrado Miranda, y más de 50 becarios han recibido entrenamiento como parte de la capacitación para que los países puedan lograr su soberanía tecnológica.

Así también Bolivia tiene el satélite de comunicaciones Túpac Katari 1 (TKSAT-1) y Argentina y Ecuador pudieron, a través de los servicios chinos de lanzamiento Piggyback, enviar al espacio satélites muy pequeños.

Diversos proyectos en áreas como servicios de navegación, posicionamiento, aplicaciones y productos satelitales en radiodifusión de televisión, teleeducación, telemedicina, recursos naturales, prevención de desastres, protección medioambiental y planificación urbanística, elevan su calidad y perspectivas.

Como parte de la cooperación de China con la región a partir de sus productos y programas, la tan llevada y traída «transferencia tecnológica» ocurre en estos casos sin procesos traumáticos y por eso es catalogada por las partes como ejemplar y modelo de lo que se puede hacer desde el sur.

Según datos compartidos por la Corporación Industrial Gran Muralla, subordinada a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (CASC), desde la década de 1990, China ha realizado 39 lanzamientos de satélites para 19 países y regiones, incluyendo cinco programas de entrega en órbita de satélites de comunicaciones.

En el encuentro con CGWIC también fueron expuestos otros modelos de cooperación con Brasil y Venezuela, al tiempo que el propio vicepresidente Gao Ruofei, expresó la intención de continuar mejorando productos y servicios en el futuro para proseguir la exploración del espacio exterior, desde la capacidad y recursos humanos de cada país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.