Primer ministro ruso rechaza nuevas sanciones unilaterales de EE.UU. - Internacionales

Primer ministro ruso rechaza nuevas sanciones unilaterales de EE.UU.

Dmitri Medvedev advierte que las sanciones contra ciudadanos y compañías rusas son ilegales, toda vez que no están sustentadas en decisiones de Naciones Unidas y se imponen de manera arbitraria

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, julio 17.— El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, afirmó hoy que las nuevas sanciones de EE.UU. contra Rusia «son una expresión del mal», pero no han puesto a nadie de rodillas en el mundo, pese a los daños que infringen a personas y las economías.

La cancillería consideró, por su parte, que el nuevo paquete de represalias de Occidente contra Rusia, enfilado presumiblemente a sectores específicos económicos, significan una venganza porque los acontecimientos en Ucrania «no se desarrollan acorde con el guion deseado de Washington».

Al comentar las sanciones en relación con su país con el resto del gabinete, Medvedev dijo que medidas de ese tipo no son capaces de causar daños irreparables a la economía, como propalan algunos medios de comunicación occidentales.

Tomando nota de la experiencia internacional, no han tenido éxito y no han puesto todavía a nadie de rodillas, sostuvo el mandatario ruso, según PL.

Alertó al mismo tiempo que como un instrumento unilateral, las sanciones contra ciudadanos y compañías rusas son ilegales, toda vez que no están sustentadas en decisiones de Naciones Unidas y se imponen de manera arbitraria.

Medvedev advirtió asimismo que las medidas de castigo extendidas a empresas rusas del sector energético, el complejo militar-industrial y algunos bancos solo contribuirán a crecientes ánimos antiestadounidenses y antieuropeos.

Añadió el jefe de Gobierno que, contrariamente, ocurrirá una consolidación de la sociedad rusa en contra de aquellos que intentan «limitar a nuestro país y actúan contra los intereses de sus ciudadanos».

Medvedev hizo hincapié en una necesaria reorientación de los modelos económicos de desarrollo de Rusia, de modo que se sustituyan las importaciones y en gran medida sean empleadas las fuentes internas de crecimiento, incluidos los recursos financieros. De algún modo nos resultará útil, agregó.

Admitió, sin embargo, que las presiones de Occidente en alguna medida tendrán un efecto en la política presupuestaria, pero aclaró que el Estado cumplirá las obligaciones sociales contraídas.

Entre las compañías e instituciones financieras incluidas en la nueva lista punitiva de Washington aparecen la estatal petrolera Rosneft, la empresa Bazalt, la petrolera crimea Feodosia, el consorcio Tecnologías Radioelectrónicas, las empresas armamentistas Almaz-Antei y Kalashnikov, y las compañías NovaTek y Uralvagonzavod.

A juicio del presidente Vladimir Putin, el tema de las sanciones conducirá las relaciones con Estados Unidos a un callejón sin salida, en un mar de contradicciones, y expresó esperanzas en que prevalezca el sentido común.

Dijo que quienes llevan a cabo las acciones de Estados Unidos en esa línea, han promovido en los últimos 15 años una política exterior agresiva y basta ver cómo empeora la situación en Afganistán, Iraq y Libia, estimó el gobernante ruso.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.