No hay lugar seguro en Gaza: Israel mata a vivos y muertos

Artillería israelí disparó contra una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos

Autor:

Juventud Rebelde

GAZA/RAMALÁ, julio 24.— El día 17 de la agresión israelí contra la Franja de Gaza comenzó con especial brutalidad cuando la artillería apostada a un escaso kilómetro disparó contra una escuela de la Agencia de  Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Beit Janún, donde estaban refugiados unos 1 500 palestinos sobrevivientes de los constantes bombardeos a zonas residenciales.

«Los muertos hasta ahora son 17 y los heridos cerca de 200, pero la cifra puede subir en las próximas horas debido a la gravedad de algunos», explicó a EFE uno de los doctores del hospital Al Gharbiya, de Beit Janún, y el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dio a conocer que tres eran empleados de las Naciones Unidas y varios niños y mujeres.

Esta es la segunda vez que las tropas israelíes atacan una escuela de la ONU en los últimos tres días, después de que el martes destruyeran parte del recinto de una de ellas, al sur de la ciudad de Gaza. No hubo víctimas porque, ante la proximidad de los tanques israelíes, fueron desalojadas las 1 700 personas allí cobijadas. Unos 140 000 palestinos se han refugiado en las escuelas del organismo internacional.

En un comunicado, el comisario general de la UNRWA, Pierre Krhenbühl, acusó a Israel de no haber respondido a una petición de corredor humanitario  para evacuar la escuela. Un portavoz militar rechazó estas acusaciones, reportó AFP. Según la Unicef, los bombardeos israelíes dañaron 116 escuelas desde el 8 de julio.

La bestialidad del operativo de este jueves llevó también a que el fuego sionista impactara en el hospital Muhammad al-Durra, y la metralla mató a Ibrahim al-Sheikh Omar, un pequeño de dos años y medio que era atendido en ese momento en la sala de urgencia, y causó heridas a otros 31 palestinos, dijo la agencia Ma’an.

De inmediato estallaron protestas en los territorios ocupados de Cisjordania y otros dos palestinos murieron y al menos 20 resultaron lesionados durante la represión desatada por las fuerzas antidisturbios de Israel contra una marcha de miles de personas en Ramalá contra el genocidio en Gaza y para demostrar la solidaridad y la unidad de los palestinos, que el régimen de Tel Aviv pretende quebrar.

Convocados a través de las redes sociales y la red de mezquitas, y en una jornada especial en el calendario musulmán —la llamada Noche del Destino, en la que El Corán fue revelado—, los congregados partieron del campo de refugiados de Al Amari, en dirección al paso de Qalandia, puesto fronterizo abierto en el muro de separación que segrega a Cisjordania de los barrios de Jerusalén Este, dijo EFE.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en ciudades como Nazaret y Jerusalén, en Israel, pero con mayoría árabe, y en las localidades cisjordanas de Nablús, Belén y Tulkarem, en la que diez personas resultaron heridas.

Ya han muerto 798 palestinos, el 80 por ciento civiles, y entre ellos más de 160 menores de edad, y unos 5 000 han resultado heridos. Con el inicio de la fase terrestre de la incursión, también han muerto 33 soldados israelíes.

Por la red social Twitter circulaba en la madrugada de este jueves que los proyectiles israelíes habían impactado también en el cementerio de Gaza.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.