Rusia, ¿la víctima 299?

En medio del duelo mundial de 298 familias, Occidente aprovecha la tragedia del avión derribado en Ucrania para acorralar a Moscú

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 23.—La campaña de Occidente contra Rusia alrededor del derribo en Ucrania de un avión comercial de Malasia hace aguas, al punto de que funcionarios de inteligencia estadounidenses han tenido que desestimar la supuesta conexión de Moscú con la tragedia en que perdieron la vida 298 personas.

Oficiales de inteligencia norteamericanos no identificados aseguran, según Prensa Latina, que no poseen ninguna información de presencia de militares rusos en el lugar y la hora en que fue lanzado el misil que derribó la nave, y que tampoco pueden confirmar, de ninguna manera, la participación de Rusia en el entrenamiento de quienes dispararon. Además, señalaron que la explicación más factible es que el avión fue destruido por error.

Dichas evaluaciones están a tono con la posición del Kremlin, que calificó este miércoles de desconcertantes y claramente incompetentes las nuevas acusaciones de Kiev sobre una presunta implicación de Moscú en el derribo del Boeing.

Un artículo del sitio de la institución académica canadiense Global Research señala que el manejo de toda la campaña en torno a la destrucción en vuelo del avión confirma «la criminalidad política que existe en los más altos niveles de dirección del Gobierno estadounidense».

El reporte ratifica la validez del pronunciamiento del especialista norteamericano Robert Parry, quien acusó a importantes medios de comunicación estadounidenses de culpar sin pruebas a Rusia por el trágico incidente. Parry señaló que la gran prensa de su país toma partido por el Gobierno de Kiev y se apresura a culpar al presidente ruso Vladimir Putin y a grupos ucranianos favorables a los vínculos con Moscú.

Por otro lado, la agencia alemana DPA reporta desde La Haya que la caja negra de la cabina del avión derribado está en Reino Unido, donde especialistas internacionales, que ya habrán descargado las grabaciones para examinarlas, comenzarán este jueves los trabajos de análisis. «No ha sido manipulada. La grabadora de voces de cabina estaba dañada, pero las memorias están intactas», informó el Consejo Nacional de Seguridad holandés que investiga el derribo del avión.

Pese a que cada día se desmorona más el guión antiruso, Occidente no puede refrenar su hostilidad hacia Moscú. Angela Merkel, canciller federal de Alemania, apoya la aplicación de sanciones europeas más duras por lo que llama falta de interés del Kremlin en ayudar a aclarar las causas del incidente, informa Notimex desde Berlín.

Merkel respalda la decisión que tomaron el martes en Bruselas los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea de endurecer las sanciones. «La canciller federal está de acuerdo con que se celebre una nueva reunión cumbre del Consejo Europeo, en caso de que fuera necesario, para tratar el tema de la intensificación de las sanciones contra Rusia», dijo Georg Streiter, portavoz oficial adjunto del Gobierno alemán.

Streiter añadió que a nivel de la Unión Europea se hablará sobre si Francia y Reino Unido pueden todavía llevar a cabo las exportaciones de armamento que habían acordado con el Gobierno ruso.

El acorralamiento al Kremlin incluye la posibilidad de que la Unión Europea suspenda la ayuda técnica a Rusia para el desarrollo de programas de crudo y gas en el Ártico, un frente vital para el futuro del gigante euroasiático. Reuters recogió en Bruselas manifestaciones en ese sentido del comisario de Energía de la UE, Guenther Oettinger.

Pese a la campaña, Rusia continúa abogando por la transparencia en la investigación. Vladimir Putin sostuvo diálogos telefónicos con el primer ministro de Australia, Tony Abbott, y con el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, quienes destacaron el papel constructivo de Rusia en el apoyo a la investigación y la necesidad de aunar esfuerzos internacionales para resolver el conflicto en Ucrania.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.